Breakingviews

Difícil vencer la oferta de GE

El grupo estadounidense General Electric ha hecho una oferta por el negocio de energía de Alstom que a su rival Siemens le resultará difícil superar. Los estadounidenses están dispuestos a pagar 11.400 millones por la unidad de energía de la empresa francesa. La oferta está en lo alto de un rango de precios razonable y tiene el respaldo del consejo de administración de Alstom.

Por otro lado, Siemens quiere comprar el negocio de energía, en parte con un intercambio por su unidad de trenes. Así que la posible contraoferta alemana implicará menos efectivo para los accionistas de Alstom.

General Electric valora los negocios de carbón, energía hidráulica y aerogeneradores de Alstom y sus operaciones de la red eléctrica en 11,3 veces sus beneficios antes de intereses e impuestos de 2015, según las previsiones de Barclays.

El mercado de valores pone un precio menor a los activos de electricidad de Alstom. Incluso después de un aumento del 34% en el precio de las acciones de la empresa francesa desde las primeras informaciones acerca de un posible acuerdo, su capitalización de mercado global se sitúa en 9.100 millones de euros, con unos 3.300 millones de euros de deuda.

Si los alemanes deciden igualar la oferta actual de GE, esta sería probablemente menos atractiva para los accionistas del grupo francés. La unidad de sistemas ferroviarios de Siemens, podría valer unos 1.800 millones de euros. Si las autoridades antimonopolio aprueban el acuerdo, la fusión de las dos unidades de trenes permitiría ahorros de costes significativos y tendría sentido estratégico a medio y largo plazo.

Siemens tendría que superar la oferta de GE en al menos un 15%, y ofrecer más de 13.000 millones de euros, para que terminaran con la misma cantidad de efectivo que GE pone sobre la mesa. Los inversores de Siemens ya no se dejan impresionar por una potencial oferta. Haría falta mucho convencimiento para que aceptaran el pago de esa prima, en el contexto de la incertidumbre regulatoria.