El grupo francés se dispara un 9% en Bolsa

Alstom pagará 185 millones a GE si no le vende su negocio de energía

Tren fabricado por Alstom.
Tren fabricado por Alstom.

General Electric guarda una baza importante para lograr éxito en su intento de compra del negocio energético de Alstom, por el que ha ofrecido formalmente 12.350 millones de euros.

La multinacional estadounidense ha logrado arrancar del grupo francés el compromiso de que recibirá una indemnización de más de 185 millones de euros en el caso de que finalmente no se culmine la operación. Según ha informado Alstom, si después de haber examinado y recomendado la oferta de GE, “el consejo de administración decidiera apoyar otro proyecto, Alstom debería indemnizar a GE con una cantidad equivalente al 1,5% del precio de la adquisición”.

A continuación el grupo francés se refiere en un comunicado al interés mostrado por Siemens “con una propuesta alternativa”. El gigante alemán “tendrá un acceso equilibrado a la información para que, en el caso que lo considere, poder presentar una oferta en firme”, asegura Alstom.

Siemens informó el miércoles que ha decidido presentar una oferta por Alstom con la condición de que el grupo francés “acepte dar acceso a Siemens a sus datos y permita entrevistas con los directivos de la empresa durante un periodo de cuatro semanas”.

El grupo francés, con 65.000 empleados y 20.000 millones de euros de facturación anual, ha explicado en su comunicado del miércoles que si se produce la venta “se concentrará en las actividades de transporte ferroviario, donde es líder mundial”. Alstom añadió que emplearía el dinero de la venta para “reforzar su negocio de transporte, que contaría con los medios para su desarrollo ambicioso, reduciendo su deuda y remunerando a los accionistas”.

Subidas en Bolsa

La comunicación formal de la oferta de GE y el interés reconocido de Siemens han elevado el valor de Alstom, que ayer subió en la Bolsa de París un 9,3% cerrando a 29,52 euros por acción. El regulador del mercado francés suspendió la cotización de Alstom el jueves después de que medios estadounidenses y franceses publicaran que existían negociaciones entre las compañías, lo que provocó que Alstom subiera en Bolsa el miércoles más de un 10%.

El primer accionista de Alstom es el grupo familiar francés Boygues, con negocios en inmobiliario, construcción, medios y entretenimiento, con el 29,3%. El valor de mercado de la empresa se incrementó ayer un 1%; la pasada semana Boygues, cuya cotización no fue suspendida, subió más de un 4% en las sesiones del jueves y del viernes. En febrero comunicó pérdidas de 757 millones de euros en 2013 debido a una depreciación de 1.404 millones sobre su participación en el capital del fabricante de trenes.

Movilización en Francia

La venta de Alstom a GE ha movilizado al Gobierno francés que desde un primer momento ha estado sobre la misma. El jueves pasado el ministro francés de Economía, Arnaud Montebourg, advirtió que Alstom es “un símbolo de la industria francesa” razón por la cual el Gobierno del país mantendrá “una vigilancia patriótica”.

La multinacional francesa precisó ayer en su comunicado que un comité de dirección independiente realizará durante el mes de mayo un análisis exhaustivo de la oferta “teniendo en cuenta los intereses de todas las partes interesadas, incluyendo al Estado francés”. El grupo francés subrayó que asegura la “relación con los representantes del Estado francés para examinar sus puntos de vista”. Además añadió que si se aprueba la operación iniciará un proceso de información y consulta con los representantes de los trabajadores “como paso previo a un acuerdo definitivo”.

El Gobierno francés prefiere las “alianzas” a las “absorciones”, declaró ayer el ministro de Economía de Francia, que busca que la operación no destruya empleo en Francia, garantice la inversión del grupo y mantenga en territorio galo los “centros de decisión”. Monteboug aseguró en declaraciones recogidas por Efe que la intervención del Ejecutivo ha permitido “mejorar las ofertas de General Electric” y que Siemens presente otra.

Jeff Immetl: “La oferta saldrá adelante”

“Hemos hecho muchos acuerdos en Europa y tenemos experiencia en este tipo de cosas. Creo que es una buena oferta y que saldrá adelante”, dijo ayer el consejero delegado de General Electric, Jeff Immelt, al canal financiero CNBC, informó Efe.

Preguntando por si la empresa tendrá que hacer concesiones para cerrar el pacto con Alstom, Immelt respondió que llevan “desde hace bastante tiempo” haciendo negocios en Francia, un país que según dijo, “conocemos bien”.

Immelt destacó que, de confirmarse, la operación General Electric tendría una mayor presencia en mercados emergentes como China o India, donde la multinacional estadounidense podría poner en marcha o actualizar plantas de generación eléctrica alimentadas por carbón, que consideró de interés “crítico” para su negocio.