La entidad espera contar con 125 centros a final del año por la efectividad del modelo

Bankia consagra su apuesta por las tardes duplicando las 'oficinas ágiles'

Imagen de una oficina agil de Bankia.
Imagen de una oficina agil de Bankia.

La reinvención en la que está envuelta Bankia desde su intervención bajo la presidencia de José Ignacio Goirigolzarri está colocando la recuperación del horario de tarde como uno de los pilares en la nueva estrategia de atención en las sucursales.

La mayor de las entidades nacionalizadas puso inicialmente en marcha el año pasado nueve de las llamadas oficinas ágiles, centros con horario ininterrumpido de 08.15 a 18.00 horas implantadas para descargar de las operaciones transaccionales, coloquialmente conocidas como de ventanilla, al resto de sucursales de su zona.

El buen funcionamiento del modelo hizo que la entidad abriera 11 más antes del cierre del año y su éxito le ha llevado a duplicar esa veintena en lo que va de 2014, hasta alcanzar un total de 39 oficinas ágiles. La previsión es culminar el ejercicio con un total de 125 centros de este tipo.

La clave de esta apuesta radica en el buen rendimiento que Bankia defiende estar obteniendo en las oficinas ágiles. Los centros susceptibles de ir reconvirtiéndose al nuevo modelo son aquellos con varias oficinas a menos de 900 metros de distancia, o 10 minutos andando, que dispongan de al menos 7.000 clientes migrables, pues el concepto radica en destinar el resto de centros de la zona a dar una atención personalizada a clientes de alto valor mientras se relegan las transacciones más habituales a las oficinas ágiles.

Solo el 5% de sucursales cerrará en agosto

La dirección de Bankia ha comunicado a los representantes de su plantilla que “durante el mes de agosto exclusivamente, cerrará entre un 4% o 5% de las oficinas, principalmente en grandes ciudades, con objeto de minimizar el impacto de las vacaciones de la plantilla, cubriendo el servicio de otras oficinas cercanas que permanezcan abiertas”. Desde CC OO, que junto al resto de centrales vienen reclamando a la entidad que se abra una negociación específica sobre las nuevas jornadas vespertinas que se van generalizando en las oficinas ágiles, reclaman también que Bankia reconsidere sus pretensiones para el mes de agosto permitiendo tomar vacaciones a un mayor número de empleados. En esta línea, UGT se ha hecho eco en los últimos días del acuerdo firmado por las principales patronales francesas de sociedades de ingeniera, informática, consultoría y estudios de mercado que permite a sus empleados desconectar sus dispositivos móviles entre las seis de la tarde y las nueve de la mañana para evitar que la jornada laboral se prolongue e invitan a implantar la medida en Bankia desde las 18:30 a las siete de la mañana del día siguiente.

El director de banca de particulares de Bankia, Fernando Sobrini, ilustraba ante los medios hace unas semanas el éxito del modelo exponiendo que el tiempo de espera media de los clientes no llega a los tres minutos y que el de atención ronda los cuatro minutos.

“Y todo ello con un horario ampliado de mañana y tarde. En el horario de tarde tenemos ya una media de casi el 20% de las transacciones totales, y en determinados sitios casi llega al 40%”, revelaba, defendiendo que “con esto conseguimos prestar servicio en una red menor con altísimos niveles de calidad y eficiencia”, dada la fuerte reducción del número de sucursales que impuso Bruselas, “y por otro liberamos tiempo comercial de asesoramiento y tratamiento especializado al resto de oficinas del entorno”, concluía Sobrini.

Estos resultados se consiguen con un nuevo concepto de oficina que cuenta con dispensadores de turno, como los de una tienda de ultramarinos, que redirigen al cliente a las distintas ventanillas, o con un refuerzo en la red de canales de autoservicio, como cajeros, que permiten realizar ingresos o pago de recibos.

El programa piloto arrancó hace casi un año con la apertura de una oficina ágil en Alcalá de Henares a la que le siguieron tres más en Madrid, cinco en Valencia (cuatro en la capital y una en Alcira), una en Castellón y una en Palma de Mallorca. Desde entonces, sin embargo, el grueso de nuevos centros se ha concentrado en Madrid, donde la firma conserva más presencia.

“No podemos hablar de una banca low-cost, no es eso, y prueba de ello es que como decía doblamos el horario con aperturas por la tarde. Más bien tenemos que hablar de una banca eficiente”, defendía Sobrini si bien los sindicatos tienen sus reservas en cuanto a semejante extensión de jornada.

El programa de oficinas ágiles se implantó gracias a un acuerdo sellado con CC OO, UGT, Accam, Sate, Csica y CGT el pasado verano que permitió establecer excepciones al horario comercial del convenio de cajas de ahorros, que limita las jornadas desde las 08.00 a las 15.00 horas de lunes a viernes (con la salvedad de la tarde de los jueves en que se permite abrir de 16.30 a 20.00 horas).

Ya entonces, sin embargo, con un apoyo sindical holgadamente superior al 50% requerido para pactar “jornadas singulares”, las centrales advirtieron que su apoyo no era aval para extender indiscriminadamente el número de centros que abren por la tarde. Los sindicatos reclaman ahora que la entidad abra una negociación expresa para regular las jornadas de un nuevo modelo de oficinas que puja al alza.

La entidad presenta hoy resultados tras un año en beneficios

Cerrado el primer trimestre, sobre cuya evolución presenta hoy resultados Bankia, la mayor entidad nacionalizada del país cumple un año de su vuelta a beneficios. Tras registrar unas pérdidas de 21.238 millones de euros al cierre de 2012, la mayor entidad nacionalizada de España registró unas ganancias de 72 millones de euros (213 millones para el conjunto del grupo BFA) en los primeros tres meses de 2013. Fue el primer paso para un ejercicio de renovación en el que la entidad acabó con un beneficio de total de 409 millones (818 millones para el grupo). El grueso de los analistas prevén que las cuentas del primer trimestre de 2014 multiplique el ritmo de beneficios que la entidad fue alcanzando durante al año pasado.

En concreto, los analistas esperan un incremento interanual del beneficio superior al 200% que los expertos de Bloomberg fijan en unos 225 millones de euros gracias a la reducción de provisiones, la rebaja de gastos y la mejora que habría experimentado el margen de intereses. También los resultados del grupo se verían reforzados fundamentalmente gracias al plan de desinversiones que viene llevando a cabo bajo la hoja de ruta fijada por Bruselas. Aunque la considerada como la joya de la corona de su cartera industrial, el 4,94% que tenía en Iberdrola, no fue vendido hasta principios de abril, la firma ha completado otros hitos a lo largo del primer trimestre, como la venta de su 12,6%_de NH Hoteles por 191,8 millones, por los que obutvo 63,4 millones en plusvalías.