La banca también financia los pagos a Hacienda

Cómo adelantar el cobro de la declaración de la renta

Renta 2013
La banca ofrece préstamos tanto para cobrar la devolución de la declaración antes de que Hacienda haga el ingreso como para financiar los pagos al fisco.

Las devoluciones de la Declaración de la Renta se esperan como agua de mayo, pero a veces tardan en llegar. También puede ser que toque pagar a Hacienda y suponga un gasto imprevisto. Para los que quieren cobrar lo antes posible o necesitan liquidez para afrontar el pago, todos los años por estas fechas las entidades financieras ofrecen soluciones.

Bien en las webs o a través de correos personales a los clientes, la banca anuncia que dispone de préstamos específicos que adelantan el recaudo o el pago del resultado de la declaración del IRPF. Una facilidad que no sale gratis, ya que suele conllevar un coste en forma de intereses o comisiones.

Banco Sabadell ofrece desde hace años la fórmula CrediRenta. Si la declaración sale negativa (a devolver), la entidad avanza la totalidad del importe, que el cliente tendrá que reembolsar en el momento en el que Hacienda realice la devolución. Asimismo, si el resultado de la declaración es positivo (a pagar), el préstamo de la cantidad necesaria se puede amortizar en cuotas mensuales en un plazo de hasta nueve meses. Hay una comisión única en ambos casos de 74 euros al inicio de la contratación del servicio, informa un comercial.

CatalunyaCaixa promociona únicamente entre sus clientes un préstamo especial que permite obtener el dinero antes de el fisco haga el ingreso al contribuyente. No tiene intereses, pero sí una comisión inicial de 60 euros. No hay comisión de estudio ni de apertura. El plazo de devolución es de hasta seis meses, con una única cuota al vencimiento.

Para financiar los pagos a Hacienda, la entidad catalana remite a la línea de préstamos personales sin comisiones para clientes con nómina.

En Banco Popular, las condiciones para el anticipo de la devolución son un tipo de interés del 6% nominal y una comisión de apertura del 1%. El plazo máximo es de 12 meses y la amortización es al vencimiento, cancelándose el préstamo cuando llega la transferencia al banco. Si se financia el pago, la comisión y el plazo son los mismos, pero el interés es del 7% nominal y la amortización es mensual.

Por su parte, Deutsche Bank también cuenta con el servicio Credi-Renta DB a un tipo de interés del 0% y un plazo de hasta 12 meses. El cliente puede solicitar disponer inmediatamente del dinero y disipar la incertidumbre de la fecha de devolución por parte de Hacienda. Hay posibilidad de carencia hasta el vencimiento.

También se puede fraccionar el pago del impuesto en cuotas mensuales. El importe prestado es el resultante de la declaración hasta un máximo de 15.000 euros. La comisión de apertura de la operación es del 3%, con un mínimo de 75 euros. También hay comisión de estudio, que asciende al 1% o un mínimo de 30 euros. No hay coste por compensación por desentimiento parcial o total.

Unicaja también ofrece a ya clientes o nuevos clientes el préstamo Renta Fácil sin intereses, pero con una comisión de apertura del 2% o como mínimo de 30 euros. Está exento de gastos de estudio.

Si la liquidación de la declaración de la renta da derecho a devolución, la entidad ofrece el anticipo total o parcial, aunque el límite máximo es de 3.000 euros. Se puede amortizar al vencimiento o anticipadamente.

Por su parte, Banco Santander lanzará una campaña a partir del próximo 1 de mayo. Ofertará dos productos, el de anticipo de la devolución y el de financiación del pago.

El plazo será de hasta 10 meses por importes desde los 600 euros hasta los 30.000 euros, aunque cabe la posibilidad de estudiar operaciones por mayores cantidades, informa la entidad presidia por Emilio Botín. El tipo de interés será del 0% y habrá una comisión del 3%.

Fechas clave para el contribuyente

Desde el pasado 1 de abril los contribuyentes pueden consultar su borrador de la Declaración de la Renta correspondiente al ejercicio 2013 y confirmarlo a través de internet o por teléfono. Sin domiciliación bancaria del pago, se puede confirmar hasta el día 30 de junio, y con domiciliación la fecha límite es el 25 de junio.

En caso de no confirmar el borrador, desde ayer y hasta el próximo 30 de junio, ambos días inclusive, es posible presentar la declaración del IRPF por vía electrónica. Las autoliquidaciones deberán confeccionarse utilizando el programa PADRE. Con él, se obtendrá el fichero con la declaración que se transmitirá a la Agencia Tributaria. Con domiciliación bancaria del pago, el plazo es del 23 de abril al 25 de junio de 2014.

Para realizar la declaración por cualquier otro medio, como el presencial, hay que esperar hasta el 5 de mayo, y el último día es el 30 de junio. Si se domicilia el pago, el plazo de presentación es del 5 de mayo al 25 de junio.

El pago se podrá fraccionar sin interés ni recargo, en dos partes: la primera, del 60% de su importe, en el momento de presentar la declaración, y la segunda, del 40% restante, hasta el 5 de noviembre, inclusive.