El interés de la deuda española a una década cae al 3,04%

El bono a 10 años roza su mínimo histórico y el Ibex cede un 0,13%

Operadores de la Bolsa e Nueva York
Operadores de la Bolsa e Nueva York REUTERS

Si la sesión de hoy en las Bolsas fuera un libro lo tendría complicado para convertirse en un best seller. Poca historia ha tenido una jornada en la que el Ibex se ha debatido durante todo el día entre los ligeros ascensos y las tenues bajadas. El selectivo español buscaba lograr su cuarta sesión consecutiva, pero los inversores no lo han visto claro tras la subida de ayer. Al final, una apertura bajista en Wall Street ha terminado por decantar la jornada y el índice cae un 0,13% hasta los 10.424,4 puntos. Más atractivo tiene la novela escrita en el mercado secundario de deuda, donde el interés del bono español a diez años sigue acechando su mínimo histórico.

La deuda española con vencimiento una década no deja de caer. Hoy se queda a las puertas de rebajar su mínimo histórico del 3,005%, marcado en 2005. En concreto, se sitúa en el 3,04%, con la prima de riesgo en los 152 puntos básicos, mínimo desde 2010.

En los tramos con un vencimiento más corto, la deuda pública española ya ha conseguido alcanzar sus mínimos históricos. De hecho, hoy marca nuevos mínimos en los bonos a tres, cinco y siete años, en los que la rentabilidad cae al 1,012%, 1,663% y 2,309%, respectivamente.

El bono a 10 años roza su mínimo histórico y el Ibex cede un 0,13%

La jornada ha sido propicia para la deuda pública de otros países periféricos y la exitosa subasta de deuda a diez años de Portugal ha ejercido como motor de las nuevas caídas de rentabilidad. Portugal ha vendido 750 millones de euros en obligaciones a diez años por las que ha pagado un interés del 3,75%, el más bajo desde 2005. Además, la subasta ha contado con una demanda de 3,47 veces la oferta y ha sido la primera en la que el Tesoro luso no recurre a un sindicato bancario desde marzo de 2011, dos meses antes del rescate del país, cuando ofreció una rentabilidad del 5,99%. Este éxito hace que el bono luso a diez años caiga hasta el 3,678% en el mercado secundario, mínimo desde febrero de 2006. La deuda italiana a una década también cae y anota un nuevo mínimo histórico en el 3,087%.

IBEX 35 6.411,80 -0,97%

En las Bolsas, los mercados no han encontrado un rumbo claro en la sesión a pesar de que no le han faltado referencias en forma de resultados empresariales y datos macroeconómicos. Bankinter sube un 0,36% tras romper el hielo de la presentación de resultados del primer trimestre. La entidad ganó 60 millones, un 19,1% más que en el mismo periodo del año anterior. Mañana será el turno de CaixaBank y Sabadell. Los mayores ascensos en el selectivo se los anotan Dia (1,65%), Indra (1,27%) y OHL (1,07%), mientras que los valores que más ceden son Gamesa (-1,86%), CaixaBank (-1,01%) y Santander (-1,01%). 

Entre las referencias del día se encuentra la publicación de los índices adelantados de la actividad del sector servicios y del manufacturero. El PMI de manufacturas sube hasta los 53,3 puntos en abril desde los 53 del mes anterior, mientras que el del sector servicios subió de 52,2 a 53,1. El economista jefe de Markit, Chris Williamson, vaticina en el estudio que el PIB de la zona euro puede crecer un 0,5 % en el segundo trimestre, al tiempo que dice que la creación de empleo es un dato “alentador” que indica que las empresas creen que la recuperación “está bien encaminada”, aunque también piensa que las perspectivas sobre la evolución de los precios crearán “gran preocupación” y aumentarán las presiones al BCE para que actúe. Alemania lidera la recuperación y Francia aumentó su actividad económica por segundo mes consecutivo, aunque lo hizo a menor ritmo.

La posibilidad de que el BCE actúe para combatir el riesgo de deflación sigue siendo uno de los principales focos de atención de los inversores. Ardo Hansson, miembro del consejo de Gobierno del banco central, ha afirmado hoy que el BCE vigilará la tasa de cambio del euro por si puede suponer un riesgo para las perspectivas de inflación a medio plazo. El presidente del banco central estonio no cree que la moneda única salgo de los niveles promedio ni considera que exista un riesgo de deflación, pero aseguró que el organismo presidido por Drahi estará vigilante y que hay margen para recortar tipos de interés. Sobre un posible programa de compra de deuda, Hansson ha dicho que hay muchas cuestiones que resolver sobre su eficiencia y que es complejo operativamente. Hoy, el euro se mantiene estable en los 1,38 dólares.

En Estados Unidos, han presentado resultados, entre otras Biogen, EMC, Procter & Gamble, Dow Chemical, Delta Airlines y Boeing y al cierre de sesión harán lo propio Qualcom, Apple, Facebook y Texas Instruments. Las cuentas empresariales del primer trimestre son la principal clave para los inversores y, de momento, está dejando resultados dispares a ambos lados del Atlántico. Miguel Ángel Paz, director de la unidad de gestión de Unicorp, destaca que “de las 44 compañías que han publicado en Europa, la sorpresa respecto a lo estimado ha sido negativa tanto en ventas (-1.48%) como en beneficios (-4.32%). Todo lo contrario que ocurre con las compañías del S&P500. De momento han publicado 118 compañías, con unas sorpresas positivas acumuladas en ventas del 0.13% y del 4.92% en beneficios”. En el lado de los datos macroeconómicos, las ventas de viviendas nuevas cayeron un 14,5% el pasado mes en la primera economía mundial. Los principales índices de Wall Street se anotan caídas a esta hora que van desde el 0,16% del Dow Jones hasta el 0,6% del Nasdaq.

Hoy también se ha conocido que el PMI de manufacturas de China que elabora HSBC, considerado más creíble que el dato oficial, repunta tres décimas en abril pero sigue en contracción (48,3 puntos). Desde el departamento de análisis de Bankinter creen que "probablemente China no tarde mucho en recortar el coeficiente de caja a sus bancos (acaba de hacerlo con las cajas rurales) para tratar de reactivar su economía, pero es una medida que pone algo nervioso al mercado, como es lógico, al afectar indirectamente a la solvencia de las entidades".

Aunque la situación en Ucrania dista de estar tranquila, los mercados obvian de momento el conflicto en aquel país y son capaces de sobreponerse al miedo de sus posibles consecuencias. Hoy mismo, la agencia Fitch ha asegurado en un informe que titula “Vivir sin el gas ruso” que un posible corte del suministro del gas ruso hacia la Unión Europea podría afectar duramente a la economía y la actividad industrial de la región. “La región sufriría cortes de gas y precios altos debido a su limitada capacidad para reducir la demanda, encontrar fuentes alternativas de suministro y vías de transporte de gas a los países más afectados”, afirma.