Abandona las pérdidas del trimestre anterior

El beneficio neto de Credit Suisse baja un 34% en el primer trimestre

El banco Credit Suisse comunicó hoy que su beneficio neto atribuible retrocedió un 34% en el primer trimestre de 2014, hasta 859 millones de francos (706 millones de euros), frente al mismo periodo de un año antes.

En el cuarto trimestre de 2013 el banco suizo, segundo en importancia en Suiza después de UBS, registró una pérdida neta de 476 millones de francos (unos 390 millones de euros). La entidad financiera destacó que su división de gestión de fortunas registró un beneficio antes de impuestos de 1.012 millones de francos (832 millones de euros), lo que significó una progresión del 15% con respecto al mismo periodo del año precedente.

Al mismo tiempo que redujo sus gastos y recibió un flujo de nuevos capitales netos, por 13.700 millones de francos (11.264 millones de euros), procedentes sobre todo de la región de Asia Pacífico y de Suiza. La banca de inversión de Credit Suisse, en cambio, sufrió una caída del 36 % en su beneficio neto, que se redujo a 827 millones de francos (679 millones de euros).

El banco atribuyó ese desempeño de manera general a las malas condiciones del mercado y, en particular, a la reducción de transacciones y a la baja rentabilidad.

El anuncio de estos resultados coincidió con informaciones relacionadas con nuevos requerimientos de las autoridades reguladoras de Estados Unidos, que han reclamado a Credit Suisse más documentos para profundizar las investigaciones relacionadas con casos de evasión fiscal.

Las autoridades sospechan que el banco ocultó información en el marco de las investigaciones que realizaban sobre clientes estadounidenses que evadieron impuestos con ayuda del banco, por lo que éste ya ha pagado una importante multa.