Especial Murcia Exporta

Energía e innovación para encarar un nuevo ciclo económico

La Región pone en marcha el Plan Iris 2020, con una inversión de 9.000 millones en seis años para reformar la actividad productiva

Energía e innovación para encarar un nuevo ciclo económico

La crisis afloró los problemas estructurales que los años de continuos crecimientos económicos solaparon en la Región de Murcia. Una actividad empresarial enfocada en exceso a sectores de poco valor añadido como el de la construcción fue uno de los factores principales, pero no el único, que hicieron que la comunidad murciana fuese una de las menos productivas y de las más afectadas por las dificultades económicas posteriores.

La necesidad de dar la vuelta a la actividad productiva de Murcia ha sido aceptada por todos los agentes políticos y sociales de la Región. No ha sido la única en darse cuenta de ello, pero en su caso la base para hacerlo realidad es clara: potenciar las virtudes que ya tiene su economía. Fruto de ese análisis es el Plan Estratégico 2014-2020, también llamado Plan Iris 2020, que contempla hasta 9.000 millones de euros para hacer de Murcia una comunidad más eficiente, moderna y enfocada a sectores innovadores y productivos, como el tecnológico y el energético.

Este último será una de las principales patas sobre las que se asentará el próximo modelo productivo murciano, y en varias de sus vertientes. Por un lado, con la producción y extracción de productos petrolíferos. La ampliación de la planta de Repsol en el Valle de Escombreras, uno de los principales polos industriales de la región, ha llevado las exportaciones de este tipo de productos por encima de los 9.000 millones de euros al año, frente a los 3.200 de 2011. Pero junto a la multinacional española se encuentran una veintena de compañías energéticas, como Gas Natural, Enagás o GDF Suez. Esta zona cuenta, además, con una infraestructura de gran valor como es la dársena de Escombreras, una puerta al mar que resulta fundamental para la salida y entrada de los productos energéticos.

AZUD, del suelo murciano para todo el mundo

Que la pluviosidad no es la principal característica meteorológica en la Región de Murcia es algo evidente. Tener un sector agroalimentario potente con una escasa cantidad de lluvias no es posible sin aprovechar al máximo cada gota de agua.Y en ese tipo de procesos, la presencia de empresas que sepan combinar tecnología y agricultura resulta imprescindible

En este ámbito, Sistema Azud, una empresa de la región perteneciente al Grupo Wind, se ha demostrado como puntera, pero no solo a nivel local. Con el tratamiento y el desarrollo de tecnologías para un gasto eficiente del agua como principales negocios, la compañía tiene presencia en más de 70 países en cinco continentes, con especial peso en Marruecos, India y Brasil, con filiales en ocho países.

Su experiencia en técnicas de riego por goteo y filtrado de agua le abrió pronto las puertas del mercado mundial, una salida que ya le reporta casi la mitad de su negocio, centrado en su mayor parte, pero no exclusivamente, en el sector agrícola.

En España, su actividad le proporciona cerca de 24 millones de euros en 2012, último año con datos disponibles, y su plantilla está compuesta por 150 trabajadores. Desde 2010 no ha dejado de mejorar sus resultados, pese al evidente impacto que la crisis ha tenido en el país y, en concreto, en la región.

Sistemas Azud reinvierte además la mayor parte de sus beneficios en I+D+i, la única manera de mantener la fortaleza en un mercado global. También ha colaborado recientemente en la construcción del centro de formación y autoempleo de Astrapace, organización enfocada a la atención de personas con parálisis cerebral.

Pero si por algo ha destacado el sector de la energía en Murcia en los últimos años es por su apuesta por las renovables, y en concreto, por las fotovoltaicas. En el análisis por provincias, la murciana es la que más potencia de este tipo tiene instalada, con 423 MW en 2012, según los últimos datos de la patronal Unef. En 2011 y 2012 fue la tercera Comunidad Autónoma que más aumentó su capacidad, empatada con Andalucía y superada por Castilla y León y Extremadura, todas de mayor superficie.

Pese a la supresión de las primas a la implantación de energías renovables, la instalación de más infraestructuras solares es una de las prioridades para el sector energético dentro del Plan Iris 2020. Además, la atractiva situación geográfica de Murcia, por su elevada radiación solar, ha llamado a la inversión privada. De hecho, el informe Ciudades y Regiones Europeas del Futuro 2014-2015 del Financial Times situaba a Murcia como la séptima Región del sur de Europa más atractivas para invertir. Gestamp Solar tiene prevista la construcción de la central fotovoltaica Lorca Solar PV, que ocupará una extensión de unas 1.100 hectáreas, conllevará una inversión de cerca de 600 millones de euros y la creación de 3.000 puestos de trabajo. Además, la multinacional alemana Juwi, también levantará un parque solar con una aportación de 450 millones, y que ha recibido la denominación de Proyecto Estratégico.

Para dar ese paso adelante también será necesario fomentar la creación de empresas de base tecnológica en la región. Así lo contempla el Plan Iris 2020, que se basa en el programa RIS3 puesto en marcha por la Unión Europea para la especialización de las regiones en actividades innovadoras. En este sentido, la Región de Murcia ya cuenta con una infraestructura de primer orden: el Parque Tecnológico de Fuente Álamo, cuya ampliación ha sido aprobada para ocupar una superficie total de 200.000 metros cuadrados. Desde 2011 ha crecido un 78% el número de empresas, y se han creado 275 puestos de trabajo vinculados a actividades de I+D+i. En él se encuentra el Centro de Desarrollo e Innovación Tecnológica (Cedit) de la Universidad Politécnica de Cartagena, que se ha demostrado como clave para el desarrollo de empresas de este tipo.

El fenómeno ANGRY BIRDS visitó el FIE2014

La idea parece fácil: crear un juego a partir de un pájaro rojo que es catapultado para llevarse por delante todo lo que encuentre. El resultado:más de 1.700 millones de descargas móviles y el reconocimiento como la aplicación más famosa de la era smartphone.

El fenómeno Angry Birds, el juego creado en 2009 por la compañía finlandesa Rovio, no solo salvó la compañía, sino que le hizo referencia en el entonces minoritario mundo de los teléfonos inteligentes. “Angry Birds cambió el futuro de nuestra compañía. Nunca se había hecho algo así”. Jere Erkko, uno de los cofundadores de Rovio, explicó la revolución de Angry Birds a los asistentes al Foro de Internacionalización de la empresa celebrado en Murcia.

Erkko describió la oportunidad que se abría en el mercado de las aplicaciones para smartphones, pese a que fuese residual al inicio. Sin embargo, era “global desde el primer minuto”, y por ello Rovio se lanzó a crear un juego exclusivo para estos dispositivos. Uno de sus éxitos, su divertido diseño. Según Erkko, “para ser una marca de éxito tienes que ser reconocible”, ya que “es imposible tener un presupuesto millonario para una campaña de marketing”.

Pero no todo fue fácil para Rovio, que en el desarrollo de este juego se topó con unos costes que multiplicaban por cuatro los previstos. Después de encontrar financiación en familias y amigos, y de llegar al número uno de descargas en Reino Unido, “el crecimiento fue muy rápido”. Y de ahí, la explotación comercial, con todo tipo de productos de Angry Birds:“no hay que pensar como una empresa de juegos móviles, sino como una empresa de entretenimiento que aprovecha las alternativas que da el negocio”.