Juan Hernández Albarracín, director del Instituto de Fomento (INFO) de la Región de Murcia

“Hay que evangelizar sobre lo rentable que es la innovación”

Juan Hernández Albarracín, director del Instituto de Fomento de la Región de Murcia
Juan Hernández Albarracín, director del Instituto de Fomento de la Región de Murcia

Licenciado en Derecho, tras ejercer como abogado en Madrid hasta el año 2003, en 2009 fue designado presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Región de Murcia (APIRM) y desde 2011 ocupa la dirección del Instituto de Fomento.

Pregunta. ¿Cómo evoluciona la internacionalización de las compañías regionales?
Respuesta. Hemos tenido una experiencia muy positiva en los dos últimos años ya que prácticamente hemos duplicado la exportación, pero es aún más relevante que hemos duplicado el número de empresas que han estado exportando.

P. ¿Qué casos de éxito mencionaría?

Sin I+D+i se puede exportar, pero no de manera sostenible. La innovación llama a la internacionalización

R. Desde Sistemas Azud, que están implantados en México o en la India, a empresas como Puertas Padilla, que perteneciendo a un sector absolutamente decadente como es el de la construcción, han conseguido mediante la innovación que han introducido en el proceso productivo y en el propio producto final, que son puertas eléctricas, instalarse en mercados tan exigentes como el alemán.

P. ¿En qué sectores están más presentes fuera de España?

Nuestro tejido productivo son básicamente micro pymes y el tamaño es determinante para la competitividad

R. En el sector agroalimentario, que supera el 35% de las exportaciones, y en el energético y de materias primas, que está ya cerca del 40%. Son muy dinámicos. Estamos trabajando en la apertura de nuevos mercados y para que otros sectores, como el químico o el de maquinaria y bienes de equipo, encuentren los mercados que les puedan resultar más interesantes. También estamos haciendo mucho énfasis en el sector hábitat, el del muebles, que está viviendo un gran desarrollo en, por ejemplo, países africanos o del este de Europa.

P. También se dedican a impulsar el I+D+i ¿Cómo está el tejido empresarial murciano en este aspecto?
R. Tenemos pocas empresas que rocen la excelencia en la innovación, es decir, que hayan participado en programas internacionales y que tengan procesos muy estructurados y sistematizados. La primera conclusión es que la mayor parte de nuestro tejido productivo está compuesto por micropymes y el tamaño es determinante para la estructura productiva y competitiva de las empresas, tanto desde el punto de vista de la internacionalización como de la innovación. E Igual que se tienen muy estructurado los departamentos financieros o de marketing, a la innovación, hasta el momento, no se le ha dado la importancia que tiene, por lo tanto primero hay que hacer una labor de ‘evangelización’ importante y mostrarles claramente el camino que hay que hacer para rentabilizar en la cuenta de resultados los procesos de innovación.

P. ¿Cómo mejorar esta situación?
R. Realizamos auditorías para la mejor implantación de los procesos, la gestión e incluso en la formación del propio departamento de I+D+i y al mismo tiempo, tenemos programas de innovación tecnológica donde los proyectos europeos juegan un papel determinante. Ayudamos a las empresas a implantar programa de vigilancia tecnológica y mediante las convocatorias regionales, nacionales o internacionales identificamos a aquellas que pueden reunir las condiciones para participar en ellos.

P. ¿Se puede exportar sin capacidad de innovación?
R. Se puede exportar, pero no de manera sostenible. La innovación lleva a la internacionalización y la propia internacionalización te lleva también a los procesos de innovación. El que se internacionaliza conoce lo que hacen las empresas de otros países, ve la competitividad que hay globalmente y así consigue ver las necesidades que hay de crear servicios y productos cada vez más competitivos.

P. ¿Cómo atrae la Región a la inversión extranjera?
R. Invest in Murcia es un servicio integral que facilita la implantación de nuevas empresas. Para ello tenemos una unidad de coordinación con el resto de organismos públicos que ayuda a las compañías de fuera para que los procesos administrativos no le resultan muy complejos.

Mientras se normaliza la actividad

“Hay que evangelizar sobre lo rentable que es la innovación”

El director del Instituto de Fomento murciano se muestra preocupado por la falta de financiación disponible por parte de las entidades financieras y sin ser partidario de que los organismos públicos sustituyan a los bancos en esas labores explica que mientras que “la actividad se normaliza” han impulsado líneas de apoyo a la financiación. “Cogemos dinero prestado del Banco Europeo de Inversiones y, a través de las propias entidades financieras que son las que están capacitadas para analizar los riesgos, tenemos colocados en estos momentos 75 millones de euros en el mercado”. A este respecto cree que las grandes empresas tienen sus propias herramientas para acceder a recursos por lo que “no necesitan un apoyo importante por parte de las Administraciones. Lo que necesitan es que se normalice el flujo de crédito, por lo tanto nos centramos en las pymes”.
En cuanto a los emprendedores, asegura que ante la escasez de recursos públicos hay que ser cada vez más eficiente, de ahí que las empresas que pidan apoyo público para su internacionalización “deben acreditar que han adquirido cierta experiencia o que tienen estructura o capacidad para desarrollar su salida al exterior”. Si no, deben realizar un curso de formación específico para el inicio de las exportaciones “que nos permita incrementar las garantías de éxito con que afrontan el desafío”.