Su filial germana ampliará el consejo de administración con cuatro nuevos miembros

Telefónica acelera los trámites para la futura integración de E-Plus

Sally Ashford y Antonio Ledesma, candidatos a entrar en el consejo de Telefónica Deutschland

Bruselas está realizando ahora el test de mercado de la operación

Logotipos de E-Plus y O2, marca comercial de Telefónica en Alemania.
Logotipos de E-Plus y O2, marca comercial de Telefónica en Alemania. Reuters

Telefónica ya se está moviendo para ejecutar la compra de E-Plus, filial alemana de KPN, una vez que reciba el permiso de las autoridades de la competencia de la Comisión Europea. De momento, el orden del día de la junta de accionistas de Telefónica Deutschland, prevista para el próximo 20 de mayo, incluye varios puntos encaminados a la ejecución de la citada adquisición.

Así, Telefónica Deutschland va a proponer un aumento del consejo de supervisión (análogo al consejo de administración) hasta 16 miembros, frente a los 12 actuales, si se cierra la compra de E-Plus. Y es que firma explica que la normativa alemana señala que las empresas con entre 10.000 y 20.000 empleados deben 16 consejeros.

Telefónica Deutschland, que tendrá más de 10.000 trabajadores tras la compra, contará con ocho consejeros nombrados por los accionistas (Telefónica posee un 76% del capital) y otros ocho nombrados por los empleados. El consejo de Telefónica Deutschland, que está presidido por Eva Castillo, propondrá como candidatos a Sally Ashford, actual responsable de Recursos Humanos y consejera de Telefónica Europa, y a Antonio Ledesma, responsable de Proyectos Financieros de Telefónica SA.

Además, la junta de Telefónica Deutschland va a tratar una ampliación del periodo de ejecución del incremento de capital de 3.700 millones de euros a través de derechos de suscripción, previsto en la operación. La junta celebrada en febrero establecía un plazo hasta el 10 de agosto de 2014. La nueva propuesta propone extender el plazo más allá de esa fecha. La operadora, que indica que es solo una medida de precaución, explica que no puede evaluar si la aprobación de la compra de E-Plus por parte de la Comisión Europea tendrá lugar en el plazo establecido inicialmente.

En cualquier caso, el proceso de compra de E-Plus está en plena ebullición. Una operación valorada en más de 8.600 millones de euros, que es clave para Telefónica en su posicionamiento en Alemania, el mayor mercado europeo por clientes e ingresos. Además, la fusión es uno de los pilares fundamentales para el avance del proceso de consolidación en el sector de las telecos en el Viejo Continente.

En este momento, la Comisión Europea está realizando el test de mercado. Así, estaría tratando la oferta realizada por Telefónica de desinversiones con el resto de compañías alemanas.

La operadora española estaría ofreciendo alquilar 40 MHz del espectro de frecuencias más altas para dar cobertura a hasta un 50% de la población en zonas urbanas. Para el resto del país, Telefónica ofrece un acuerdo comercial de roaming marcando un límite del 10% de capacidad de su red. La intención de Bruselas es que este espectro pueda ser utilizado por un nuevo competidor.

En este sentido, los analistas siguen haciendo sus apuestas sobre la operación. Así, Sabadell indicó ayer que sigue manteniendo que el acuerdo se acabará aprobando y que las cesiones que realice Telefónica no restarán atractivo al mismo. En relación a la entrada de un cuarto operador en Alemania, estos analistas señalaron que lo ven más complejo “ya que no vemos atractivo teniendo en cuenta las fuertes inversiones que se tendrían que acometer y el grado de competencia al que se enfrentaría”. Sabadell espera la aprobación a finales de junio.

HSBC, a su vez, indicó que el acuerdo sobre espectro sólo se podrá utilizar hasta finales de año, de forma que podría darse una situación como la de Austria en la que nadie aprovechó la oportunidad de convertirse en cuarto operador. “Creemos que la probabilidad de que el acuerdo se apruebe ha aumentado considerablemente, y aunque existe el riesgo de un nuevo entrante, pensamos que la probabilidad es baja”, señaló la entidad.

De igual forma, UBS insistió en que espera que la Comisión Europea apruebe la fusión E-Plus y Telefónica Deutschland, mientras que Exane afirmó que el acuerdo se cerrará a principios del segundo semestre de 2014.

Un dividendo de 525 millones de euros

El orden del día de la junta de accionistas de Telefónica Deutschland del 20 de mayo incluye el someter a votación la nueva retribución a los inversores. La compañía prevé el pago de un dividendo de 0,47 euros por acción, que supondrá un desembolso de casi 525 millones de euros.

Ya en el ejercicio anterior, Telefónica Deutschland abonó a sus accionistas un dividendo superior a 500 millones de euros. La operadora española ha percibido la mayor parte de estas retribuciones dada su condición de principal accionista. En la actualidad, Telefónica mantiene más del 76% del capital. Una vez que se cierre la adquisición de E-Plus, la teleco tendrá un 62,1% del capital, por un 20,5% de la holandesa KPN.

La junta también votará el nombramiento de Ernst & Young como auditor de las cuentas para 2014 (ya lo fue también en 2013).