Denuncia de nuevo que los precios tardan mucho en bajar

La CNMC asegura que las petroleras aumentaron márgenes un 8% en febrero

Un joven pone gasolina a su coche en un surtidor. EFEArchivo
Un joven pone gasolina a su coche en un surtidor. EFE/Archivo EFE

Los márgenes brutos obtenidos por los operadores en la venta de carburantes aumentaron en febrero un 8,6% en el caso de la gasolina y un 6,5% en el del gasóleo con respecto al mismo mes del ejercicio anterior, según el último informe mensual de supervisión elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En el informe, el regulador vuelve a detectar un “efecto pluma” en la evolución de los precios, por el que los abaratamientos en las cotizaciones tardan en trasladarse a los surtidores, frente a la velocidad con la que se repercuten las subidas.

La CNMC señala que las subidas de las cotizaciones se trasladan a los precios finales de igual forma a la de otros países de la UE, si bien “las bajadas de las cotizaciones se están retrasando y no se trasladan completamente”.

Al analizar los márgenes obtenidos por los operadores, el informe señala que en febrero se produjo un descenso del 4,7% y del 1,3% en la gasolina y en el gasóleo, respectivamente, con respecto al mes anterior.

Este descenso con respecto a enero no impide que los márgenes se hayan incrementado considerablemente con respecto a febrero de 2013. En enero, el incremento de los márgenes en términos interanuales había sido de hasta el 25%.

El organismo presidido por José María Marín Quemada también indica que, desde abril de 2012, los márgenes brutos en España han aumentado de los 15 céntimos por litro a 17 céntimos, lo que supone un incremento del 13%. Se han producido “recientes episodios de subidas de hasta 18 céntimos”, señala.

Frente a esta tendencia, la evolución de los márgenes brutos se ha mantenido en este periodo en el resto de la UE. “Se produce una divergencia, especialmente llamativa con relación a Francia”, concluye el regulador. 

Por otro lado, la CNMC constata que los precios antes de impuestos se sitúan en los niveles más altos de la UE. España es el país con mayores precios antes de impuestos, al marcar 5,4 céntimos más que la media de la UE.