La Comisión Europea decidirá antes del 23 de junio

Telefónica ofrece sus concesiones a Bruselas para la aprobación de la compra de E-Plus

La operación, valorada en 8.600 millones, tiene gran relevancia para el grupo español

Sede de Telefónica en Las Tablas.
Sede de Telefónica en Las Tablas.

Telefónica parece avanzar en la adquisición de E-Plus, filial alemana de KPN. Así, la teleco española ha ofrecido sus concesiones a la Comisión Europea para recibir la aprobación, según señaló este viernes la agencia Reuters. Bruselas, que no ha detallado las concesiones presentadas por la compañía, decidirá sobre la operación antes del próximo 23 de junio.

La cuestión es que esta integración de E-Plus y Telefónica Alemania supondrá la desaparición de uno de los cuatro operadores de red móvil en el país. Según fuentes del sector, Telefónica ha ofrecido a Bruselas la posible venta de frecuencias del espectro a otras operadoras, para evitar el veto comunitario. En este sentido, la Comisión Europea ha insistido desde un primer momento en la necesidad de defender la competencia, política que pasaría por defender a los operadores móviles virtuales.

De igual forma, la compañía española señaló en su informe anual de auditoría de 2013, remitido hace pocas semanas a la CNMV, que contempla la pérdida de frecuencias del espectro en Alemania como consecuencia de la operación E-Plus.

Telefónica no quiso hacer comentarios este viernes sobre este nuevo movimiento. En febrero pasado, en la presentación de las cuentas anuales de 2013, el presidente de la compañía, César Alierta, defendió la operación en Alemania asegurando que estaba “convencido de que Bruselas aprobará la fusión porque es lo mejor para los consumidores y la economía germana, al facilitar la digitalización”. Bajo sus planes, la empresa española prevé que Bruselas se pronuncie sobre la operación antes de que concluya el primer semestre de 2014.

El proceso, en cualquier caso, está todavía abierto. Fuentes del sector explican que la Comisión Europea, una vez recibidas las concesiones de Telefónica empezará las consultas con el resto de actores del mercado para recabar sus valoraciones. Una vez escuchadas estas empresas, los representantes de Bruselas volverán a reunirse con la compañía española antes de tomar la decisión final.

En los últimos días, la prensa germana ha indicado que operadoras alemanas como Freenet y United Internet podrían exigir a Telefónica mejores condiciones para acceder a su red además de reclamar la posible venta de algunas de sus marcas en el segmento de prepago.

La compra de E-Plus tiene una gran importancia porque supondrá la integración del tercer y el cuarto operador de telefonía móvil en Alemania, un escenario que Bruselas va a analizar en profundidad.

Para Telefónica también tiene una gran relevancia porque, de cerrar la adquisición, se situará a la misma altura que Deutsche Telekom y Vodafone en el mercado alemán, el mayor de Europa por clientes y volumen de ingresos.

La operación, valorada en 8.600 millones de euros, es la mayor realizada por Telefónica desde la compra de la participación de Portugal Telecom en la brasileña Vivo en el año 2010. La firma espera obtener unas sinergias de entre 5.000 y 5.500 millones.

La teleco, además, lleva ya muchos meses trabajando en el proyecto. Así, por ejemplo, desde septiembre del pasado año, Telefónica ha colocado deuda perpetua por más de 3.500 millones de euros para financiar la adquisición de E-Plus.