La firma española planea abrir oficinas en Alemania, Reino Unido y Latinoamérica

Ticketea.com desembarca en el negocio de la venta de entradas en taquilla

La compañía es ya el tercer jugador de ticketing en España tras Ticketmaster y Entradas.com

Javier Andrés, fundador de Ticketea.com, ayer en las nuevas oficinas de la compañía.
Javier Andrés, fundador de Ticketea.com, ayer en las nuevas oficinas de la compañía.

Ticketea.com vuelve a ser noticia. Tras anunciar a principios de marzo la adquisición de la empresa de desarrollo de software Telémaco Sistemas y la semana pasada que había llegado a un acuerdo con CatalunyaCaixa por el que adquiría Telentrada, el sistema de venta de entradas del banco catalán, ayer desveló su desembarco en el negocio de la venta de entradas en taquilla. Hasta ahora, la compañía centraba su estrategia en la venta online.

La razón es de peso, pues en España la venta de entradas en taquilla y puntos físicos supone entre el 75% y el 80% del negocio del ticketing, según explicó el fundador y consejero delegado de Ticketea.com, Javier Andrés, que precisó que solo la parte online del negocio mueve 350 millones de euros al año.

Para dar este salto, la compañía –tercera en el mercado español tras la estadounidense Ticketmaster (que compró Servicaixa) y Entradas.com (recientemente adquirida por la alemana CTS Eventim), ha lanzado una aplicación, llamada Box Office, para iPad, que permite que cualquier usuario de Ticketea.com pueda vender entradas físicas en la taquilla de sus eventos.

Como explicó el directivo, Box Office va dirigida a los promotores que ya trabajan con ellos. “Queremos trasladar la experiencia de Ticketea al mundo físico. En unos toques de pantalla, cualquier persona podrá seleccionar el número de entradas, asignar asientos e imprimir los tickets desde donde se quiera, ya que es compatible con varias impresoras que se conectan a través de wifi y Bluetooth.

Además, la aplicación, que lleva más de un año en desarrollo y que ya ha sido probada por algunos clientes como el Teatro Lara, el Maravillas o el Ayuntamiento de Madrid, permite la reserva, su posterior liberación o compra y devolución de entradas.

El fundador de Ticketea aclaró que se trata de una aplicación freemium. “Su descarga es gratuita y luego el coste varía en función del uso. Si se utiliza para eventos gratuitos, no tiene ningún coste, pero sí cobramos una comisión del 3% para eventos de pago, hasta un máximo de 30 céntimos por entrada vendida”.

“El hecho de que solo ofreciéramos la venta anticipada de entradas a través de internet limitaba nuestro crecimiento”, admitió Andrés, que dejó claro que la ambición de la compañía pasa por crecer también fuera de España, tras las dos compras realizadas y después de recibir una inyección de 3 millones de euros de un fondo liderado por Seaya Ventures en mayo de 2013. El fundador de Ticketea destacó que la compañía planea una internacionalización por fases: “Primero tendremos presencia comercial en ciudades clave y luego iremos abriendo oficinas en función de las ventas que tengamos. Será en un plazo de 12 a 18 meses”. Andrés indicó, no obstante, que Alemania, Reino Unido y Colombia serán muy posiblemente los primeros países donde desembarquen. “La idea es dar desde ese último país servicio a otros mercados latinoamericanos”. Andrés, que defendió que tienen un producto “suficientemente competitivo para salir fuera”, quiso dejar claro que lo que empezó como una start-up en 2008 y dos personas es ya una empresa consolidada con más de 35 profesionales. La puerta a nuevas compras, dijo, está abierta.