Crea 3 niveles de productos y servicios gratuitos

Banco Santander modifica las ventajas del programa Queremos ser tu Banco

Banco Santander modifica las ventajas del programa Queremos ser tu Banco

Sin duda alguna domiciliar la nómina es ahora uno de los productos estrella para los bancos y se nota a la hora de ofrecer cada vez más ventajas que se resumen en servicios y productos gratuitos. Casi todos los bancos se han apuntado, algunos de manera más “generosa” que otros, ya que en ocasiones se exigen importes de nómina muy altos y otra serie de condicionantes, como domiciliación de recibos. Pero la última novedad, realizada por el Banco Santander, permite ofrecer ventajas distintas según el nivel de vinculación con el cliente. Estas van, desde tan sólo mantener la cuenta nómina y un saldo mínimo en la cuenta, hasta tener contratado además productos de ahorro, inversión o financiación.

Con todo ello el programa “Queremos ser tu Banco” para particulares ha creado tres niveles distintos de vinculación con ventajas diferentes que se van escalando, es decir, si pasa al nivel siguiente de vinculación suma más productos o servicios gratuitos a los que tenía en el nivel anterior.

Nivel PRE

El más básico es el que denomina “Nivel PRE”. Para conseguirlo los requisitos son los más sencillos. En primer lugar, cumplir con uno de los siguientes: domiciliar nómina o ingresos recurrentes de al menos 600 euros al mes, pensión, ser estudiante universitario o accionista del Banco Santander. En el caso de realizar un ingreso recurrente, lo que le hace adecuada para los trabajadores autónomos, estos ingresos deben hacerse durante 3 meses seguidos y por cheque o transferencia no siendo válidos los realizados en efectivo. A cualquiera de estos requisitos hay que añadir uno más: mantener un saldo medio mensual en cuenta de al menos 500 euros.

Si cumplimos estos requisitos no pagaremos comisiones de administración y mantenimiento de cuentas y libretas de ahorro, emisión y negociación de cheques nacionales gratis, envío de dinero sin coste a través de Santander Envíos, tarjeta de débito clásica gratis y transferencias y pagos de recibos en euros pero sólo en banca online y cajeros automáticos.

Nivel PLUS

Para alcanzar este nivel requiere una mayor vinculación. El primer requisito es tener un saldo medio en cuenta de 500 euros mensuales al que añadir uno de los tres siguientes: Pensión con 3 recibos domiciliados o nómina con 3 recibos domiciliados y haber utilizado al menos 3 veces en los tres últimos meses la tarjeta de débito o crédito de la entidad, ya sea en retirada de efectivo o en compras en comercio. La segunda opción a sumar al saldo mínimo de 500 euros es tener contratado un producto de ahorro o protección como depósitos, fondos o seguros de protección. La tercera posibilidad es tener contratado un producto de financiación ya sea un préstamo personal o una hipoteca formalizada.

Los beneficios añadidos que podemos conseguir no son excesivamente grandes: poder realizar transferencias y pagos de recibos en euros a través de cualquier canal, tanto nacionales como en países de la Unión Europea. La segunda ventaja es poder tener acceso al Anticipo de Nómina, denominado Nómina Plus, de hasta 5.000 euros a devolver a 8 meses al 7% TAE, un préstamo sujeto a la aprobación previa del Banco.

Nivel PRO

Para alcanzar este nivel en lugar de una de las condiciones señaladas hay que cumplir al menos 2 de ellas consiguiendo ventajas más importantes. Por un lado, tarjeta de crédito gratis y comisión de gastos de reclamación deposiciones deudoras por descubierto en cuenta siempre que no exceda 300 euros. También hay un cambio en el anticipo Nómina, ahora llamado Nivel PRO, en el que mantiene el límite de 5.000 euros a devolver hasta en 8 meses pero reduciendo su coste al 5,5% TAE.

Por último el cambio más complejo está en las bonificaciones si se contrata en productos de financiación, ya sea un préstamo personal o hipoteca. En el primero se puede reducir el coste del préstamos hasta un 3% en el segundo hasta el 1%, pero para ello hay que a su vez cumplir nuevos requisitos desde la contratación de seguros, planes de pensiones o tener productos de ahorro e inversión que sumen al menos 20.000 euros de saldo.