CVC presenta la mayor oferta por el líder mundial del aceite

CaixaBank y Kutxa recuerdan que no tienen obligación de vender Deoleo

CVC ofrece 0,38 euros por cada acción de Deoleo

La firma de inversión está presente en España desde 1993

Deoleo cerró ayer a 0,42 euros por título tras caer un 2,3%

Un hombre durante una cata de aceite.
Un hombre durante una cata de aceite.

Deoleo estudia las ofertas presentadas la pasada semana por el grupo por parte de algunos de los mayores fondos de inversión del mundo –CVC, Carlyle, Pai Partners, IQ, Rhone–. La compañía, lider mundial en venta de aceite envasado, informó ayer a la CNMV que la de CVC, dueña en España de los hospitales IDC (antes Capio), es la más alta, y que incluye una valoración del grupo en Bolsa en los 0,38 euros por acción, cerca de 440 millones, por debajo de los 0,4 euros a los que cotiza ahora, “así como otros detalles que en este momento se están negociando sin que por el momento sea posible confirmar si se llegará a un acuerdo o cuando se alcanzará éste”.

Los fondos presentaron ofertas por el 100% de Deoleo, en un proceso organizado por JPMorgan. La operación responde a la obligación que tienen Bankia y Banco Mare Nostrum, intervenidas, de vender sus participaciones industriales. Estas dos entidades poseen respectivamente el 16,5% y el 4,8% de Deoleo. Al proceso de venta se habían sumado, según fuentes cercanas a la compañía, CaixaBank, con el 5,28%, y Kutxabank, con el 4,8%. Al sumar entre las cuatro entidades algo más del 31%, las ofertas debían ser por la totalidad del capital, al superarse el umbral del 30% a partir del cual es obligado el lanzamiento de una opa. Otros accionistas relevantes de Deoleo, que han declarado su intención de no vender ahora, son Hojiblanca, con el 10%, y Unicaja, con otro 10%.

A pesar de que CVC ha presentado la oferta más alta, no está claro que el proceso vaya a terminar con la venta de la mayoría del capital a esta sociedad de capital riesgo.

Según informó Efe ayer, la oferta de CVC contempla una inyección de hasta 150 millones de euros en Deoleo, que tiene una deuda cercana a los 500 millones. El fondo ofrece además un crédito puente de 470 millones de euros de aquí a finales de año.

La agencia informó, de acuerdo a fuentes no identificadas, que ahora ni CaixaBank ni Kutxabank están dispuestas a vender. La agencia Reuters también informó ayer que CVC está en conversaciones con los bancos accionistas de Deoleo para saber quién quiere vender realmente. Si se confirmaran los titubeos de los accionistas financieros a la venta de sus participaciones en Deoleo, el proceso organizado por JPMorgan podría requerir modificaciones. Además un fondo de las características y tamaño de CVC no aceptaría entrar en el capital de Deoleo sin tener una clara mayoría.

Fuentes de CaixaBank y Kutxabank consultadas ayer por este diario advirtieron que el proceso “es confidencial” y que “no hay ninguna decisión tomada al respecto”. Recordaron que, al contrario que Bankia y Banco Mare Nostrum, “no tenemos obligación de vender, lo haremos si la oferta nos convence”.

A los posibles titubeos de CaixaBank y KutxaBank sobre Deoleo se une el intento del fondo italocatarí IQ de estrechar lazos con la Administración española para presentar una oferta conjunta. Como publicó ayer este diario, el fondo IQ, participado a partes iguales por organismos públicos italianos y Catar Holdings, ha trasladado esta semana al Gobierno español su disposición a presentar una oferta con accionistas españoles.

El fondo italocatarí estaría dispuesto a no ser el primer accionista del grupo, a mantener la sede en España y el actual equipo directivo de la compañía. Los accionistas con los que participaría IQ podrían ser los mismos que hasta ahora no han participado oficialmente en el proceso de venta, Unicaja y Hojiblanca. Además podría participar en esta oferta italocatarí y española la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi).

De las cárnicas Acueducto a los hospitales Capio

La sociedad de capital riesgo CVC es una de las mayores que operan en Europa y posiblemente la firma de capital riesgo de gran tamaño más activa en el mercado español en los últimos veinte años años.

En España CVC ha realizado en total 15 inversiones desde que llegara al país, a finales de los años ochenta del pasado siglo. En 1993 abrió oficina en Madrid y adquirió la cárnica Acueducto, hoy extinguida. Antes había llevado a cabo otras dos operaciones, sobre Tivisa (fabricante de telas), y sobre CTI (procesadora de datos). En 1997 compró Bermármol, la segunda compañía española productora de mármol, que acabó en manos del grupo Levantina en 2007. También ha participado en otras conocidas compañías españolas como Dorna, dueña de los derechos del Mundial de motociclismo (que tuvo que vender cuando compró la Fórmula 1); el grupo Colomer; la empresa murciana de envases Mivisa (que este año se ha vendido a un grupo estadounidense Crown Holdings por 1.200 millones); la distribuidora de electricidad Inalta, que compró a Iberdrola; Itelevesa (de certificación de vehículos, ITV); el grupo de supermercados El Árbol.

Ahora mantiene capital en Cortefiel, la papelera Lecta, Grupo Zena (restauración), el grupo Abertis, R Cable y los hospitales IDC Salud (antes Capio).

La firma de inversión gestiona activos a nivel mundial por importe superior a los 50.000 millones de dólares. Desde su fundación la sociedad ha participado en el capital de más de 300 compañías. CVC cuenta con once oficinas en Europa (una en Madrid), Estados Unidos y Asia (siete). El pasado año cerró el CVC European Equity Partners VI con 10.907 millones de euros.