Galuccio dice “pensar en un cuarto”, pero no lo identifica

El presidente de YPF asegura que ya tiene tres socios para Vaca Muerta

El presidente de YPF, Miguel Galuccio
El presidente de YPF, Miguel Galuccio EFE

El presidente de YPF, Miguel Galuccio ha afirmado que la petrolera argentina expropiada a Repsol en 2012 ya cuenta con tres socios para explotar las reservas de gas y petróleo no convencional de Vaca Muerta y está “pensando en un cuarto”. Además de destacar el acuerdo de 1.500 millones de dólares alcanzado con la estadounidense Chevron, el directivo argentino señaló a las empresas Dow Chemical y Pampa Energía, pero no dio más detalles sobre el posible cuarto socio.

La conferencia El desafío de lograr el autoabastecimiento energético en Argentina, organizada por la Universidad Torcuato di Tella el pasado martes por la noche, comenzó con elogios de parte de Galuccio a la eficiencia de Estados Unidos a la hora de explotar sus reservas de petróleo y gas de esquistos. Pero el ingeniero señaló que el ejemplo a seguir por YPF es la Noruega Statoil y señaló que los cambios aplicados tras la expropiación del 51% de las acciones a Repsol, ya han dado resultados.

“Hoy tenemos una mucho mejor compañía que hace tres años. Más reservas, más producción, más inversión y gente motivada”, aseguró. “El pasado ejercicio la compañía obtuvo los mejores resultados de producción de la última década. Según los datos de la Secretaría de Energía, la producción interanual de petróleo creció un 3,4% y la de gas un 2,2%, impulsada por un crecimiento de la inversión del 80% en relación al año anterior, y que llegó a doblarse en el caso del negocio de upstream”.

A finales de marzo, el Senado argentino dio el visto bueno al acuerdo entre el país suramericano y la petrolera española, que establece una indemnización con títulos públicos argentinos por al menos 5.000 millones de dólares (3.630 millones de euros) que vencen en 2033. Falta el voto del próximo 23 de abril en la Cámara de Diputados, donde el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner cuenta con una clara mayoría.

Sobre el futuro de los pasivos ambientales de la compañía argentina y la responsabilidad que cabe a Repsol por ellos, Galuccio dejó en claro que ya son un problema argentino. “Están en el Estado de resultados de YPF, son pasivos de YPF, aunque podrán haber sido de Repsol. Algunos eran de la YPF estatal, otros de Repsol, pero hoy son de YPF”, afirmó.

El presidente de la compañía nacionalizada añadió que para remediar los problemas ambientales será necesario “levantar el standard de los yacimientos” dado que, añadió, Repsol “no invirtió durante mucho tiempo”.

El máximo ejecutivo de la petrolera argentina, señaló además que ya se ven los resultados de haber elegido el camino de “alinear intereses privados con intereses estatales” y subrayó que el gran desafío fue atraer inversiones. Además de destacar el acuerdo con Chevron, subrayó que YPF pudo colocar 1.000 millones de dólares en los últimos días. Apuntó que la tasa interés de la operación, del 8,7, “no es para enorgullecerse” pero destacó que está por debajo de la de los bonos soberanos. “Todo eso se vuelca completamente a la actividad”, aseguró.

Preguntado sobre el riesgo de que Argentina acabe pareciéndose más a Nigeria que a Noruega, ante la complejidad económica, social y política del país, Galuccio respondió que para evitarlo será fundamental tener eficiencia en el trabajo, nuevas tecnologías (“que recién estamos trayendo”), condiciones fiscales y legales sustentables en el tiempo y un buen manejo de los “temas medioambientales”. Aseguró, además, que ya se ha dado el paso clave de priorizar la inversión. “Hay 1.200 millones de dólares ya invertidos y se invertirán 1.800 millones en Vaca Muerta en 2014”, precisó.