Transformará unos 1.180 millones en bonos canjeables

CaixaBank sacará a la Bolsa acciones nuevas equivalentes al 6,4% de su capital

Sede de Caixabank.
Sede de Caixabank.

El número de accionistas de CaixaBank crecerá en unos 170.000 nuevos socios en los próximos días. Son los exdueños de los bonos necesariamente convertibles que el banco que preside Isidro Fainé transformó en acciones el 30 de marzo.

La metamorfosis se hizo a un precio de 3,65 euros por acción, lo que implica que los nuevos accionistas acumulan unas plusvalías en el entorno del 27%, frente al precio de cierre de hoy. Y eso sin tener en cuenta que los dueños de los convertibles se han embolsado una rentabilidad del 6,5% desde febrero de 2011 –cuando fueron emitidos– al 1 de julio de 2012, y del 7% desde esa última fecha hasta finales del pasado marzo.

CaixaBank anunció en febrero que sometería a metamorfosis los convertibles antes de tiempo, pues el vencimiento estaba previsto para finales de 2015. Pero la remontada de la acción y las dudas sobre la computabilidad en los recursos propios de máxima categoría (core Tier 1) de estos híbridos han llevado al banco de La Caixa –la caja de ahorros controla el 64,9% del capital de CaixaBank– a anticipar la metamorfosis. Fue a comienzos de 2012 cuando entregó convertibles a un precio de canje de 3,862 euros por título. Entonces, CaixaBank cotizaba en torno a los 3,3 euros.

La cotización, además, en lugar de recuperar terreno fue perdiéndolo, hasta marcar un mínimo de 1,8 euros por acción en mayo de 2012. Ese mes, el banco modificó las condiciones del canje, al elevar su interés anual y aplazar el vencimiento hasta finales de 2015. Inicialmente, la metamorfosis del 50% del importe de los convertibles estaba prevista para mayo de 2012 y el otro 50% para junio de 2013.

CAIXABANK 2,08 -0,34%

Finalmente, se ha anticipado gracias a la favorable evolución de la acción de CaixaBank, que avanza un 23,7% en lo que va de año.

El folleto de la emisión dejaba la puerta abierta a que se entregaran acciones ya existentes –procedentes de autocartera– de CaixaBank a los dueños de los bonos. Pero la entidad aclaró que la conversión se llevará a cabo a través de una ampliación de capital. Saldrán al mercado un total de 323,1 millones de títulos nuevos, equivalentes al 6,36% del capital actual de la entidad financiera.

Los convertibles se entregaron a los dueños de participaciones preferentes por unos 5.000 millones de euros vendidas a particulares en los años 1999, 2000 y 2009. Por cada 100 euros invertido, recibieron 30 en convertibles y 70 en deuda al 4% o al 5%. Las acciones estarán disponibles para su venta en los próximos días y la deuda cotiza entre un 7,4% y un 8% del valor inicial.

Quedan convertibles por 744 millones que vencen en 2015

La metamorfosis de los cerca de 1.180 millones de euros en bonos convertibles entregados a los preferentistas de CaixaBank deja en 743,6 millones el importe de los bonos convertibles que tiene en circulación CaixaBank. Estos proceden de la colocación que efectuó en el verano de 2011 con motivo de su puesta de largo en Bolsa: volvió a debutar el 1 de julio, tras dejar de llamarse Criteria y comenzar a aglutinar todo el negocio bancario de La Caixa. La entidad ofreció una rentabilidad anual del 7%, que ha pagado religiosamente. Ahora son alrededor de 300.000 los tenedores de estos bonos. El precio de conversión se sitúa en 4,97 euros por título, y este bajará después de la ampliación de capital con motivo del último scrip dividend.
El vencimiento de estos convertibles, que también se puede anticipar, es el 30 de junio de 2015.