_
_
_
_
Recuperación del turismo nacional

Los hoteleros prevén la mejor Semana Santa desde el inicio de la crisis

Juan Molas, presidente de Cehat
Juan Molas, presidente de Cehat

El turismo nacional es el negativo de la fotografía que representa el extranjero. El segundo se ha comportado con fuertes crecimientos en los últimos años, en parte por los conflictos en competidores como Egipto y Túnez, hasta alcanzar un récord histórico de 60,6 millones de llegadas en 2013, lo que supone recuperar y superar los niveles previos a la crisis. Todo lo contrario ha sucedido en el turismo nacional, en el que el número de viajes habría descendido en 13 millones entre 2008 y 2013. Un deterioro que ha pasado factura a los destinos de interior y urbanos, en los que el turismo nacional jugaba un papel relevante.

Juan Molas, presidente de la Confederación de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), constató ayer un cambio de tendencia. “Las previsiones que manejamos son las mejores desde 2007. Auguramos que para los cuatro días de Semana Santa y el Puente de Mayo, la ocupación crecerá entre un 15% y un 20%”, señaló durante la presentación del observatorio de la industria hotelera que elabora la patronal junto a PwC. Una mejoría que va más allá en el tiempo y muestra como las reservas, en especial las ligadas a las agencias de viajes, están creciendo entre el turismo nacional frente al tradicional recurso de contratar a través de internet. “Las reservas de cruceros del Corte Inglés para los cuatro días se han duplicado”, subrayó. En su opinión, la mejoría vendría por la mejoría de la confianza entre aquellas personas que, disponiendo de fondos para gastar, no lo han hecho hasta ahora por miedo a la crisis. Un cambio que también avala el hecho de que las reservas de cara al verano están creciendo por primera vez desde el inicio de la crisis. “Tradicionalmente, la gente aguantaba hasta última hora para lograr la mejor oferta; este año ya se están empezando a recibir reservas, sobre todo en agencias”, apuntó Molas, quién justificó este incremento por el hecho de que se puedan aplazar los pagos frente al abono al contado que hay que hacer por internet.

1,4 millones de extranjeros más

La mejoría del turismo nacional se verá acompañada por otra del internacional, que podría incluso romper el techo alcanzado en 2013. Los hoteleros manejan unas estimaciones que apuntan a que en la primera mitad del año las llegadas crecerán un 6%, es decir, 1,4 millones de turistas en términos absolutos. Las reservas de los principales mercados están funcionando por encima de las previsiones. Las de Reino Unido, el primer mercado emisor más importante con el 20%, habrían crecido un 3%, pese a la apreciación del euro frente a la libra esterlina, lo que encarece los viajes de los turistas británicos a los destinos españoles. El presidente de los hoteleros lo justifica por la seguridad que ofrecen los destinos españoles frente a otros enclaves, como Egipto, y por la moderación de las tarifas. “Apenas se han tocado y esto ha contribuido a mantener una demanda estable e incluso creciente”, subrayó. Las ventas desde Alemania, el segundo mercado más importante en tamaño, también están subiendo a tasas del 2%, mientras que el crecimiento en otros mercados prioritarios como Países Nórdicos o Suiza lo estarían haciendo a tasas superiores al 5%.

Los únicos nubarrones que persisten en el panorama turístico son los fiscales. Molas recordó que el sector está muy preocupado por su rentabilidad, porque mientras ha bajado sus precios, sus costes, entre los que ha destacado el energético, y la presión fiscal han aumentado. En este contexto reclamó medidas contundentes en el ámbito fiscal, como la bajada del IVA que grava al turismo al tipo superreducido del 4% o la bajada de las tasas aeroportuarias para tratar de salvar la estacionalidad del turismo y permitir que los establecimientos abran todo el año.

Algo que parece difícil a tenor de las recomendaciones expresadas por el comite de expertos que ha elaborado la propuesta para la reforma fiscal. En el caso del IVA proponían que las actividades turísticas, que han pasado de estar gravadas de un 7% a un 10%, sigan subiendo y tributen al tipo general del 21%. Algo que, en opinión de la patronal, produciría una fuerte destrucción de empleo.

La crisis rusa recortará hasta un 5% las llegadas

La crisis en Rusia va a pasar factura a uno de los mercados turísticos más importantes para España. En 2013 llegaron 1,58 millones de visitantes, el triple que al inicio de la crisis, convirtiéndose en el mercado más importante fuera de la zona euro y el cuarto más importante en pernoctaciones. Una cifra que, según los cálculos de los hoteleros, caerá en torno a un 5% este ejercicio. “No tanto por los conflictos en Crimea, como por la apreciación del euro frente al rublo (un 8% en los tres primeros meses del año), lo que encarece los desplazamientos a España. “La pasada semana me entrevisté con tres touroperadores de ese mercado y si no pasa nada excepcional hasta final de año, la caída será del 5%”. Un descenso que se puede ver mitigado en parte si el plan para agilizar los visados de Turespaña se acelera y logra que el plazo medio se sitúe en cinco días.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_