Con la colaboración de la Universidad Sungkyunkwan de Seúl

Samsung crea un método para fabricar grafeno a gran escala

Visitantes en el stand de Samsung en el Mobile World Congress de Barcelona
Visitantes en el stand de Samsung en el Mobile World Congress de Barcelona

Samsung asegura haber creado un nuevo método para fabricar grafeno a gran escala. Según explica la multinacional, sus investigadores han conseguido, con la colaboración de la Universidad Sungkyunkwan de Seúl, crear capas de grafeno lo suficientemente grandes y estables como para integrarlas en semiconductores. Un material en el que están volcados centenares de laboratorios y universidades de todo el mundo intentando lograr avances que permitan aprovechar las sorprendentes propiedades de este material: conduce la electricidad mejor que el cobre, es entre 100 y 300 veces más resistente que el acero, es muy flexible y tiene propiedades ópticas únicas.

Aunque la compañía no ha hecho públicos todos los detalles de su trabajo, sí explicó que su método permite fabricar cristales de una pieza de este material capaces de integrarse en un semiconductor sin perder sus propiedades eléctricas y mecánicas. “Se trata de uno de los avances más significativos en la investigación de grafeno de toda la historia”. Un avance, que ha sido publicado este viernes por la prestigiosa revista Science, y que según apuntan “acelerará la comercialización del grafeno, lo que podría abrir las puertas a la próxima era de la tecnología de la electrónica de consumo”.

El grafeno se presenta como el material del futuro para crear equipos flexibles y duraderos. Aunque hasta ahora, como cuentan en Gizmodo.es, nadie ha logrado usarlo para fabricar nuevos productos a gran escala, porque los métodos para sintetizar partículas de grafeno en componentes electrónicos no han funcionado. Samsung no ha precisado qué traducción comercial tendrá su avance, pero su anuncio podría suponer un paso clave para que el grafeno sustituya al silicio como el componente básico para crear los futuros chips. Entre sus aplicaciones también están los móviles flexibles.

Apuesta global

En 2013, la UE destinó 1.000 millones de euros a investigar diez años sobre el grafeno. No quiere quedarse atrás frente a otras potencias, ya que se espera que este material revolucione el mundo de la electrónica y las comunicaciones.