Toma un 5,01% de B-1998, controlada por Esther Koplowitz

La Caixa entra en FCC

Esther Alcocer Koplowitz, junto a Juan Béjar.
Esther Alcocer Koplowitz, junto a Juan Béjar.

CaixaBank, entidad que preside Isidro Fainé, comunicó el viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha adquirido una participación del 5,01% en la sociedad B-1998, propietaria esta a su vez de algo más del 50% de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) y controlada en el 90% por Esther Koplowitz. Así, el banco tendría aproximadamente un 2,5% del capital de la constructora.

Fuentes de la entidad financiera explican que esta operación se enmarca dentro del proceso de refinanciación de deuda de Eurocis, inmobiliaria de la familia Aguinaga y propietaria de un 5% de B-1998. Estas mismas fuentes añaden que, por lo tanto, esta participación “no es estratégica”.

CaixaBank tendrá ahora derecho a un puesto en el consejo en B-1998. Además, Eurocis tenía un representante en el consejo de FCC.

La entidad ha suscrito este acuerdo con la sociedad Cartera Deva, de las familias Llantada y Aguinaga. Estos son los socios vascos de Esther Koplowitz. El holding familiar de los Aguinaga se denomina Cartera Deva y el de los Llantada es Sandamendi Inversiones.

También tienen importantes participaciones en la inmobiliaria Realia, en la firma de capital-riesgo Ibersuizas (accionista de Cie Automotive, IT Deusto o Angulas Aguinaga) y en Industrias Aragonesas del Aluminio (Inalsa). 

El patrimonio de esta familia procede fundamentalmente de los terrenos que adquirió y después vendió su abuelo, José Aguinaga Laca, en Madrid y Vizcaya que le catapultaron al consejo de Metrovacesa. En Madrid llegaron a urbanizar más de 450 hectáreas en torno a la zona conocida como UZP2 (este de Madrid). 

En paralelo, CaixaBank se incorpora al pacto parasocial suscrito por Koplowitz y la sociedad Larranza XXI, controlada por el grupo Bodegas Faustino.

Según figura en el contrato remitido a la CNMV, ambas partes se reservan el derecho de poder vender a partir de septiembre de 2018.

Fuentes de la constructora señalan que la operación es independiente de todo el proceso de reestructuración financiera de la deuda que acaba de concluir. Esta misma semana FCC ha cerrado el proceso para refinanciar sus 4.512 millones de euros de deuda, que incluye la transformación de parte de ese pasivo en crédito convertible que permitiría, en determinadas condiciones, la entrada de los acreedores en el capital del grupo.