Breakingviews

La banca de inversión recobra su atractivo

Los banqueros de inversión de Madrid están de enhorabuena gracias a la recuperación del país. Después de algunos años de vacas flacas, los mercados de capital tanto en deuda como en renta variable retornan con fuerza. La remuneración de la banca de inversión ya reflejan la bonanza: aumentaron un 70% en el primer trimestre en comparación con el año anterior, según Thomson Reuters/Freeman Consulting.

 Más del 40% de la comisiones fueron impulsadas por ventas de bonos, incluidas las emisiones de alto rendimiento, donde las tasas son más jugosas. Las empresas en grado de subinversión, incluidas Abengoa, Grifols e Isolux, llamaron a la puerta de los inversores en marzo. A la vez, compañías altamente endeudadas como FCC mantienen activos a sus asesores con grandes operaciones de refinanciaciones y ventas de activos.

 Los mercados de valores también están de vuelta de entre los muertos. Dos fondos de inversión inmobiliaria lograron más de 900 millones de euros de capital fresco este año. La compañía de viajes eDreams será la primera empresa en salir a bolsa desde 2011, seguida por la firma de la inspección de Applus+. La recuperación de los precios de las acciones es una señal de la creciente confianza en el renacimiento de España y ayudará a impulsar de nuevo las fusiones y adquisiciones.

La recuperación de los precios de las acciones es una señal de la creciente confianza en el renacimiento

 A pesar de la recuperación, la competencia entre bancos de inversión sigue feroz y la crisis no redujo capacidad. Muchos bancos sobrevivieron con migajas ocasionales de las empresas del IBEX, las reestructuraciones, o con mandatos baratos de reestructuración bancaria del gobierno.

 Así que la reciente aparición de empresas más pequeñas tocando a la puerta de los mercados de deuda y valores hace que los banqueros madrileños estén fuertes de espíritu. De hecho, con el crecimiento actual, las comisiones de banca de inversión podrían alcanzar casi los 2.000 millones de dólares este año. Pese a que está por debajo del pico de 2007 del 3.300 millones de dólares, después de una sequía relativa de varios años, ninguna lluvia en el llano será mal acogida en España.