El plazo medio de cobro por factura es de 150 días

Los proveedores acumulan 3.000 millones de impagos hasta febrero

El Ejecutivo ha gastado 43.000 millones de euros en los sucesivos planes de pago a proveedores para poner a cero el contador de la deuda comercial de las tres administraciones. El último ha posibilitado que las empresas cobren las facturas pendientes hasta el 31 de mayo de 2013, pero no ha servido para que las autonomías renuncien al recurso del impago. Así se puede constatar en los balances hechos públicos por las patronales Fenin (tecnología sanitaria) y Farmaindustria (laboratorios farmacéuticos) respecto al cobro de las deudas pendientes, en el que se muestra como las regiones están mejorando sus plazos de pago, pero siguen recurriendo de forma masiva al impago para ganar oxígeno financiero.

Farmaindustria acumula hasta finales de febrero una deuda de 1.926 millones, de la que 1.522 millones corresponde a deuda vencida (más allá de los 30 días) y 404 corresponderían a deuda no vencida. Los plazos medios de cobro de las facturas han pasado de 349 días (casi un año) a 153 días (5 meses), el mínimo desde que la patronal realiza registros de deuda. Pese a ello advierte que es prioritario que no se acumule nueva deuda “como consecuencia de la insuficiente financiación” y reclama la rápida aplicación de las nuevas leyes de control de la deuda comercial y de impulso a la factura electrónica, elementos que serán clave para lograr “una solución estructural” al problema de la deuda.

Las deudas de Fenin apenas superan los 1.060 millones, de los que 56 corresponden a 2012, 568 millones a 2013 y 436 millones de euros han sido generados en los dos primeros meses del año. Los plazos de pago también se han situado en mínimos históricos (147 días). Las diferencias de pago entre autonomías se han ampliado con cuatro grandes regiones que pagan sus facturas por encima de los 200 días (casi 7 meses): Aragón, Extremadura, Valencia y Baleares. Fuentes empresariales consultadas por Cinco Días revelan que la deuda nueva de 2014 puede crecer con fuerza a partir de la segunda mitad del año, “cuando los presupuestos sanitarios de las autonomías empiecen a bajar y empiecen las dificultades para cuadrar las cuentas”. Entre las regiones que peor pagan están dos de las que han incumplido el déficit en 2013 (Aragón y Comunidad Valenciana) y que van a tener que hacer un esfuerzo suplementario para reducir sus números rojos. En cuanto al volumen, Andalucía ha acumulado 126 millones de deuda hasta febrero con los proveedores sanitarios, lo que supone un 20% del total.