Abertis provisióno 207 millones por las radiales

Salvador Alemany: “El rescate de las autopistas no es una socialización de las pérdidas”

El presidente de Abertis y la Fundación Abertis, Salvador Alemany. Ampliar foto
El presidente de Abertis y la Fundación Abertis, Salvador Alemany. EFE

El presidente de Abertis, Salvador Alemany, ha explicado esta mañana en la antesala de la junta de accionistas del grupo que el proyecto de nacionalización de nueve autopistas en España no debe ser tomado como una “socialización de las pérdidas”. El ejecutivo de la mayor concesionaria española, afectada por la crisis del tráfico y los sobrecostes en las expropiaciones principalmente en las autopistas radiales 3 y 5 de Madrid, ha comentado que “el problema se veía venir desde el principio por los precios de expropiación y la caída de tráfico”.

Alemany ha expresado que el rescate por parte de Fomento está estipulado en los propios pliegos de las concesiones y la operación consiste en que la Administración recupere un activo que es suyo desde el principio. Al hilo de estas declaraciones ha defendido la Responsabilidad Patrimonial de la Administración como garantía del sistema concesional y puerta para que la banca financie los proyectos.

Abertis tiene sus inversiones en estas autopistas a un euro en el balance tras provisionar 207 millones en años pasados entre su inversión directa y créditos subordinados. “Si hubiera algún impacto con el rescate propuesto por Fomento ya sería positivo para nuestra empresa”, afirma el consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés.

Concesionarias, constructoras y banca negocian con Fomento un rescate para el que el Gobierno pretende realizar una quita del 50% en la deuda que cuelga de los activos, rebajándola del entorno de los 4.600 millones a 2.300 millones. Esa cantidad sería canjeada con bonos emitidos por la propia sociedad de autopistas. La banca pide garantías de cobro y un retorno superior al 1% garantizado en los bonos a 30 años. Las constructoras, por su parte, se oponen a nuevas quitas en la deuda del Estado por obras demandadas para mejorar las autopistas y no pagadas.