El grupo tiene una posición de liquidez de 12.253 millones

España aporta el 19% del valor en libros del grupo Orange

España aportó en 2013 el 9,88% de los ingresos del grupo, frente al 8,81% del año 2011.

Logotipo de Orange.
Logotipo de Orange.

España no ha dejado de ganar peso en el grupo Orange durante los últimos años. Según figura en el informe de los resultados de 2013 de la operadora francesa, el negocio en España mantenía un valor neto en libros de 4.723 millones de euros, una cifra que supone casi un 19% del total del grupo, que ascendía a 24.988 millones a final del pasado ejercicio.

El valor patrimonial de España es el mismo que en 2012 y 2011, si bien su peso relativo ha aumentado en estos ejercicios por la reducción del conjunto del grupo. Y es que en 2011, el negocio en el mercado español suponía el 17%. En este periodo, Francia se ha mantenido como el principal país de la empresa, con un valor en libros de 15.382 millones de euros, mientras que otros mercados de relevancia para Orange como Polonia, Rumanía, Egipto y Bélgica han visto como su valor patrimonial descendía entre 2011 y 2013, afectados por las caídas de ingresos y el endurecimiento de la competencia.

En términos de ingresos, España aportó en 2013 el 9,88% de los ingresos del grupo francés, frente al 8,81% del año 2011. Por el contrario, en el mismo periodo, mercados como Polonia han pasado del 8% al 7,5% en aportación de volumen de negocio a la teleco. La propia Francia, inmersa también en duras guerras de tarifas, aporta ahora el 48% de los ingresos de la compañía, cuando hace tres años suponía más del 51%.

En este sentido, Orange España ha mantenido la estela de crecimiento pese a la guerra de tarifas vivida en este mercado. En 2013 registró un incremento de ingresos del 0,6%, con un avance del Ebitda del 9,2%. En 2012, último ejercicio con las cuentas ya aprobadas, Orange España registró un beneficio neto de 500 millones de euros.

La operadora francesa está ahora estudiando posibles opciones para crecer en España. Y parece que Jazztel es su objetivo principal. Al menos así lo está descontando el mercado, vista la imparable subida en Bolsa de la teleco española. De hecho, Orange está trabajando ya con varios bancos de inversión, entre los que figura Bank of America Merrill Lynch, para estudiar todas las posibles opciones estratégicas.

La compañía estaría tratando de responder a Vodafone, que la pasada semana anunció un acuerdo para la compra de Ono, en una operación valorada en 7.200 millones de euros, y reforzar su posición en España.

De momento, Orange parece velar armas. La operadora tenía una posición de liquidez a la conclusión de 2013 de 12.253 millones de euros. De ellos, entre otras partidas, 1.586 millones correspondían a tesorería, 4.330 millones a equivalentes de tesorería y 6.341 millones a líneas de crédito disponibles con los bancos.

El grupo, además, está trabajando en fortalecer su posición financiera. Así, Orange decidió reducir el dividendo para este ejercicio un 25% hasta 0,60 euros por acción. Según fuentes del mercado, este movimiento estaría destinado a captar más recursos para afrontar posibles adquisiciones, especialmente en mercados estratégicos para la compañía como la propia España.

Evolución de la firma

Orange tenía imputada una deuda financiera neta a su filial española de 566 millones de euros a final de 2013, 19 millones menos que en 2012. La mayoría, 501 millones, procede del crédito del Banco Europeo de Inversiones para la financiación de las redes de banda ancha. La teleco señala que la deuda en España es muy baja. La filial española, además, tenía líneas de crédito sin usar por 61 millones.

La operadora disponía de activos fiscales diferidos netos a final de 2013 por un importe de 467 millones de euros.

Jazztel mantiene su carrera alcista en Bolsa

Jazztel mantuvo durante la sesión de ayer su imparable subida en Bolsa. De hecho, cerró la sesión con un avance del 1,2% hasta 10,93 euros, si bien durante la jornada volvió a tocar la cota de los 11 euros. La pasada semana, la operadora alcanzó los 11,14 euros, precio máximo desde 2005. Desde principios de año, la firma acumula una subida del 40,51% y desde junio de 2013 un avance del 105%.

En cualquier caso, tras estas subidas, Jazztel cerró la jornada con una capitalización bursátil de 2.759 millones de euros.

El mercado sigue apostando por una opa sobre la compañía que preside Leopoldo Fernández Pujals, al calor del proceso de consolidación del sector iniciado en el Viejo Continente, y en el que el primer capítulo en España es el protagonizado por Vodafone y Ono. En principio, Orange parece el principal candidato.

Así las cosas, algunos de los grandes accionistas institucionales no han dejado de ampliar posiciones en Jazztel a lo largo de las últimas semanas. Así, gestoras como Fidelity, Deutsche Bank, Blackrock, Bankinter o Invercaixa han comprado más acciones de la operadora española.

La cuestión crítica ante una hipotética irrupción de Orange vuelve a ser el precio de la posible opa por Jazztel, que tiene un 85% de su capital cotizando en Bolsa (Fernández Pujals posee cerca del 15%). Fuentes del mercado creen que Orange debería ofrecer una prima. En este sentido, los analistas ya están haciendo sus estimaciones. Entre ellas destaca N+1 Equities, que concede a la acción de Jazztel un precio objetivo de 13 euros en un escenario de fusiones y adquisiciones. Con este precio, el valor de la operadora rondaría los 3.300 millones de euros. Otras firmas como BPI y Berenberg otorgas a Jazztel un precio objetivo por encima de los 12 euros.