Prevén un alza del PIB de entre el 0,7% y el 1,5% en 2014

CaixaBank y HSBC mejoran sus expectativas de crecimiento para España

El ministro de Economía, Luis de Guindos.
El ministro de Economía, Luis de Guindos.

El consejero delegado de CaixaBank, Juan María Nin, ha mostrado este jueves la previsión de la entidad sobre el PIB nacional, un aumento del 1,5 por ciento en 2014 y 2015, de manera que España ha entrado en una zona de inflexión, si bien, ha advertido de que un “exceso de confianza no es buena recomendación”.

En un coloquio organizado por la Cámara de Comercio de Sevilla, que ha congregado a más de 200 empresarios y representantes institucionales, el consejero delegado de CaixaBank ha impartido la conferencia “Hacia la salida de la crisis: retos y oportunidades del nuevo entorno económico”.

El consejero delegado de CaixaBank ha defendido que la recuperación de la economía española “será muy gradual” y ha aconsejado evitar la complacencia y continuar avanzando en la corrección de los desequilibrios para consolidar la salida de la crisis.

Nin ha señalado que la economía española se encuentra en una zona de inflexión, “dejando atrás la recesión y experimentando una mejora de la confianza interna y externa”. Los principales retos internos, ha afirmado, se concretan en la consolidación fiscal y el ritmo de creación de empleo: “La revitalización del mercado laboral es clave para reforzar la demanda interna y apuntalar la recuperación”, ha sostenido Nin.

Asimismo, ha identificado el sector exterior como la principal fuente de crecimiento, gracias a las mejoras en competitividad. En este sentido, ha asegurado que España ha recuperado la competitividad perdida durante el periodo 1999- 2008. La demanda interna, por su parte, gana fuerza y ya aporta en positivo.

Preguntado sobre las recomendaciones del grupo de expertos en torno a la fiscalidad, Nin ha señalado que la decisión pertenece a la Cámara legislativa, al tiempo que ha apuntado a un reparto equitativo del esfuerzo para salir de la crisis.

Además, ambas instituciones llevarán a cabo sesiones de formación para el desarrollo y divulgación de soluciones financieras, que incluirán soluciones a medida sobre financiación, internacionalización, comercio electrónico u otros servicios. Se organizarán, en este marco, talleres para comercios en los que se difundirán los servicios específicos para este segmento, y se estudiará la creación de nuevos productos y servicios que respondan las nuevas necesidades que se vayan detectando.

CaixaBank pone así de manifiesto su disposición para ayudar a las empresas andaluzas a afrontar la situación económica actual y plasma su apoyo al desarrollo del tejido productivo y social de Andalucía. Ambas instituciones consideran el acceso al crédito como la primera medida necesaria para favorecer la diversificación económica y, con ello, la generación de riqueza y de empleo en la comunidad.

HSBC

En su último informe sobre perspectivas globales, la entidad británica HSBC también ha mejorado en cuatro décimas sus expectativas, del 0,3% al 0,7% para 2014, y del 0,9% al 1,1% en 2015. Señala que la “sorpresa” ha sido la evolución de la inversión y el consumo de lo hogares, ya que la entidad esperaba que volvieran a caer a finales de 2013 y, sin embargo, ya suman dos trimestres consecutivos al alza.

Para el primer trimestre pronostican un avance de la economía del 0,3%, si bien en los trimestres sucesivos espera un estancamiento de la recuperación, ya que cree que la demanda interna se mantendrá débil.

No obstante, prevé que “la clara mejoría” en los mercados financieros españoles se traduzca en mayores facilidades para las condiciones de crédito, lo que permitiría “una cierta recuperación de la inversión”.

A juicio de la entidad, que la recuperación se esté produciendo más rápido de lo esperado es también consecuencia de “la mejoría del ánimo inversor” respecto a los países de la periferia del euro y, en particular, España.

Como puntos negativos, la entidad incide en que el mercado laboral apenas ha mejorado en el último año, que las empresas y las familias siguen estando muy endeudadas y que la inflación cero hará más difícil el proceso de desendeudamiento.