Las firmas chinas cotizarán en EE UU para ser más globales

Alibaba y Weibo retan a los gigantes de Silicon Valley

Una persona pasea ante la sede de Alibaba, en Hangzhou.
Una persona pasea ante la sede de Alibaba, en Hangzhou. EFE

Las compañías chinas de internet dan un paso al frente para hacerse más globales. Quieren seguir la estela de otros gigantes del país, mucho más maduros, como los fabricantes de dispositivos Lenovo, Huawei o ZTE, y la semana pasada dos de las más representativas –Alibaba y Weibo– confirmaron que saldrán a cotizar en EEUU para dar un impulso a sus proyectos. La noticia, aunque esperada, ha desatado una gran expectación, sobre todo la OPV de la primera, pues los analistas vislumbran una operación que podría ser incluso mayor a la protagonizada en 2012 por Facebook. ¿Pero quién es Alibaba? ¿Por qué tanto interés en una empresa desconocida para la mayoría de la gente fuera de China?

Para empezar, Alibaba factura más que sus dos directos rivales estadounidenses Amazon y eBay juntos. Solo su mercado online Taobao –que muchos analistas usan como indicador de la inflación de precios en el mercado minorista chino– es similar en tamaño a eBay. Pero el holding, cuya facturación bruta superó los 170.000 millones de dólares (122.100 millones de euros) en 2012, lo forman varias empresas, entre ellas Taobao, Tmall o Alibaba.com.

La compañía tiene igualmente un servicio de pago online llamado Alypay, competencia del popular Paypal, y no para de crecer. Recientemente compró una participación de la citada Weibo, conocida como el Twitter chino, y también un 60% de Chinavision Media por 804 millones de dólares. Un movimiento que le ha dado acceso a contenidos de cine y televisión y que la fortalece frente al buscador Baidu y Tencent, otros dos gigantes tecnológicos chinos.

El valor de Alibaba Group, fundada en 1999 por Jack Ma, un profesor chino de inglés, ronda los 175.000 millones de dólares, según los analistas. Una cifra que convierte a la compañía en la segunda mayor firma de internet, tras Google. Amazon está valorada en 173.032 millones de dólares y Facebook en 174.342 millones. La salida a Bolsa de esta red social valoró la empresa de Zuckerberg en 104.200 millones de dólares.

Aunque Alibaba (al igual que Weibo) opera casi en exclusiva en China, eso no resta valor a la compañía, pues este país es ya el mayor mercado de móviles del mundo y también el mayor de comercio electrónico. A finales de 2013, el mercado online chino superó al de EEUU y, según dijo Alibaba, a finales de la década será más grande que el de EEUUy Europa juntos. De ahí, el fuerte interés que despiertan entre los inversores estas empresas chinas.

Inyección de liquidez

Cada vez más analistas se refieren a Alibaba como la “próxima Facebook”. Creen que su OPV será la mayor de una empresa tecnológica desde la salida a Bolsa de la famosa red social. Alibaba planea enviar la solicitud formal al regulador bursátil estadounidense antes de que acabe abril y se espera que empieza a cotizar para el verano. La firma espera recaudar unos 15.000 millones de dólares.

Para las empresas chinas es un reto establecerse entre marcas tan reconocidas como Apple, Google, Facebook o Amazon, pero si a Alibaba le va bien su salida a Bolsa, este hecho podría ser un signo revelador, según la BBC, de que el made in China no es sinónimo de baja calidad; al contrario, será visto como un país capaz de lanzar servicios digitales de alta calidad.

La salida a Bolsa de Alibaba, la mayor compañía de comercio electrónico del mundo (con más de 800 millones de productos y 500 millones de clientes), también ha generado interés por el beneficio que se prevé reportará a sus accionistas. Uno de ellos, el portal estadounidense Yahoo, que tiene hoy un 20% de la firma china, tras vender el pasado año otro 20% por 7.600 millones. Yahoo, que invirtió 1.000 millones en 2005 por el 40% de Alibaba, podría ver aumentar considerablemente el valor de su inversión.

Otro accionista de Alibaba es Softbank, que posee el 31,9% del holding. El fundador de la firma tiene, por su parte, un 7% de las acciones y sus directivos en conjunto alrededor de un 10%.

Más servicios online con tirón ‘made in China’

Son pocas las empresas tecnológicas chinas que tienen un reconocimiento de marca global, pues según cuenta la BBC las compañías de ese país empezaron a internacionalizarse en 2003. Sin embargo, cada vez hay más empresas que lo están intentando. Un ejemplo es el fabricante de móviles Xiaomi, que ha empezado a internacionalizarse. También el portal de comercio electrónico chino Jumei estudia salir a Bolsa en EEUU. Y la señalada Weibo, el Twitter chino, registró el pasado viernes su folleto para cotizar en ese mismo país. La compañía prevé recaudar entre 500 y 700 millones de dólares en su colocación, con una valoración del 100% de la empresa que podría situarse entre los 7.000 y los 10.000 millones. La red de microblogging china está participada en un 77% por Sina Corp (que también cotiza en EEUU), por Alibaba (20%) y el 3% restante por directivos de la compañía. Weibo, que factura 188 millones de dólares anuales y tiene 130 millones de usuarios activos mensuales, planea utilizar esa inyección de liquidez para invertir en tecnología y en publicidad, entre otras cosas. El principal rival de Weibo es WeChat, un servicio parecido a WhatsApp controlado por Tencent, un holding chino que cotiza en Hong Kong y que ofrece negocios rivales de Facebook, Twitter, Zynga y Tumblr.