El sector promete 20.000 millones más de crédito al segmento en 2014

La banca en pleno se lanza a captar pymes con planes de financiación

Sede del ICO.
Sede del ICO.

Hace ahora un año, el Gobierno anunció una campaña de choque para reactivar la financiación dirigida a pequeñas y medianas empresas que debía movilizar 45.000 millones de euros hacia uno de los segmentos empresariales más castigado por la sequía crediticia. La realidad es que durante 2013 la financiación a las pymes se redujo en 11.529 millones hasta los 94.674 millones. El pasado enero, sin embargo, la cifra volvió a repuntar ligeramente hasta los 95.087 millones –alza que también se dio el enero anterior– en medio de un clima de mayor optimismo en el que entidades y analistas comenzaron a augurar un alza del crédito a pymes, que componen más del 90% del tejido empresarial español, para 2014.

Aunque habrá que esperar al cierre del año para comprobarlo y algunas firmas rehúsan revelar sus objetivos concretos, lo cierto es que el grueso de las entidades consultadas habla ahora de las pequeñas empresas como un “segmento prioritario” o “estratégico” para el que han comenzado a lanzar campañas específicas de captación de clientes bajo la promesa de al menos 20.000 millones de financiación adicional.

En esta línea nació CaixaNegocios, una nueva estrategia comercial con la que CaixaBank espera sumar 200.000 nuevos clientes en dos años a los 1,3 millones de pymes y autónomos con los que ya trabaja. Para ello, dedicará a 2.600 de sus 30.000 empleados a visitar los negocios de sus actuales y potenciales clientes a la vez que ofrece 2.000 millones en créditos preconcedidos.

Sabadell, a su vez, lanzó “Creer”, campaña por la que promete responder en siete días laborales a cualquier solicitud de crédito de una empresa y con la que espera elevar en 11.000 millones la financiación de pymes este año hasta alcanzar el entorno de 44.000 millones.

“Popular ha tomado medidas para hacer 2014 un año de mejora y se centrará en potenciar el crédito comercial a pymes, profesionales y autónomos”, anunciaba Ángel Ron, presidente de la entidad, en la última presentación de resultados. En 2013 el banco prestó 6.900 millones más a este segmento, hasta rondar los 31.000 millones y arranca 2014 liderando de nuevo la concesión de préstamos ICO a pymes, de momento con 418 millones de los 24.000 previstos.

Bankia ha lanzado una línea de préstamos preconcedidos de 1.300 millones para pymes y 700 más para autónomos. Ya en otoño de 2013, año en que concedió 2.959 millones a pequeñas empresas, la nacionalizada lanzó el “Plan Pymes”, con una red de gestores especializados, y ayer mismo presentaba el plan “CrediTPV”, que facilita crédito según la facturación del terminal de cobro de las empresas.

En Banco Santander, el propio presidente, Emilio Botín, ha llevado a cabo a su vez visitas por toda la red territorial para supervisar que se agilizan y potencia la financiación, con especial atención a fomentar que las pymes exporten.

BBVA a su vez, ha desarrollado la herramienta CrediPyme para valorar su perfil de riesgo y estimar la financiación que les concede. Bankinter, que aspira a crecer en el ramo, destaca para las pymes la posibilidad de aunar servicios bajo su “Multilínea Financiación”.

También entidades de menor tamaño han anunciado iniciativas similares, como el “Plan Impulso” de BMN, por con el que duplicar la financiación a pymes y prestar 1.900 millones más. Hasta ING Direct, centrada durante sus 15 años de historia en España en el área de particulares, salió hace unos meses a captar clientes entre las pymes con la “Cuenta Negocios”, sin comisiones, y con una línea de financiación al 8,94% TAE. O Unicaja, que asevera que seguirá muy activa en la financiación a este colectivo, en momento en que “su demanda se activa”.

Factor clave este, pues el sector suele justificar la caída de financiación alegando que no recibe demanda solvente, indicador que el sector prevé que mejore según la Encuesta sobre Préstamos Bancarios. Sentimiento que, a su vez, avalan en Analistas Financieros Internacionales (AFI), donde prevén que aunque el crédito general caiga un 2%_en 2014, sí repunten los préstamos a pymes.