Mediante el envío de un SMS

Vodafone informa a sus clientes que ya es dueña de Ono

Vodafone se ha dado prisa en informar a sus clientes de la compra de Ono. La compañía, que está a la espera de que la adquisición obtenga la autorización de los organismos competentes, ha decidido hacer uso de la transparencia y en las últimas horas ha procedido al envío de mensajes de textos a sus clientes para informarles de la operación.

En el SMS la operadora se compromete a ofrecer servicios combinados de fibra y 4G “en breve”. Pero no hay que llevarse a engaños, para que la noticia se transforme en una realidad deberán pasar meses y puede que no sea hasta verano cuando los clientes de Vodafone dispongan de las condiciones para disfrutar de las ofertas de comunicaciones basadas en las redes de nueva generación. Es decir, hasta que la adquisición no reciba el visto bueno de las autoridades implicadas en el proceso ya que si no estarían incurriendo en la misma situación que Yoigo y Telefónica. Aunque Vodafone haya comunicado que desembolsará 7.200 millones para hacerse con el control de Ono de momento siguen siendo competidores.

La adquisición, que se enmarca dentro del proceso de consolidación que vive el sector de las comunicaciones en Europa, generará unas “de costes de unos 240 millones de euros antes de a partir del cuarto año”, tal y como apuntan desde Renta 4.

El acuerdo, que permitirá la creación de un tercer grupo de telefonía integrada fuerte en España, viene a confirmar los rumores que sobrevolaban el mercado desde hace meses. La firma de análisis valora favorablemente la alianza pues tal y como apuntan en uno de sus informes Vodafone mejorará significativamente su posicionamiento en banda ancha fija y disponer de una oferta convergente muy competitiva.

Los títulos de Vodafone se han anotado un 1,74% en la Bolsa londinense hasta las 226 libras.

Después de confirmarse esta operación, todas las miradas se posan sobre Jazztel. La compañía sigue su camino imparable en Bolsa y en lo que va de año se anota un 32% hasta los 10,32 euros por acción. Si Vodafone era el candidato idóneo para hacerse con Ono, en el caso de Jazztel las casas de análisis apuntan a Orange, en clara desventaja después del anuncio de este lunes. Como principales obstáculos a la compra en Renta 4 señalan la limitada capacidad de Orange y la sobrevaloración de Jazztel tras especulación sobre su absorción.