Votó el 80% del censo

Crimea apoya de forma mayoritaria la anexión a Rusia

Una ciudadana de Crimea vota en el referéndum
Una ciudadana de Crimea vota en el referéndum EFE

Crimea cerró a las 20.00 hora local (18.00 gmt) de hoy los colegios electorales tras la celebración de un referéndum separatista en el que hubo una participación superior al 80%. Según un sondeo a pie de urna difundido por los medios rusos, un 93% de los votantes optó por la anexión a Rusia.

Los habitantes de Crimea debían elegir entre la reunificación con Rusia de esta república autónoma ucraniana y una amplia autonomía en el seno de Ucrania.

De acuerdo a los datos difundidos por el canal ruso “Rossia 24”, sólo el 7% del censo electoral votó a favor de la segunda opción, la de permanecer en Ucrania con una amplia autonomía.

Tras el cierre de los colegios electorales, la comisión electoral informó de que la participación fue superior al 80% de los 1,5 millones de personas con derecho al voto. En la ciudad de Sebastopol, donde tiene su base la flota rusa del Mar Negro, y con un estatuto especial, la participación alcanzó el 85%.

En Simferópol, en la plaza de Lenin, frente al edificio del Gobierno crimeo, centenares de personas celebraban por adelantado la victoria de la reunificación con Rusia ondeando banderas tricolores rusas y crimeas.

Los representantes de la comunidad ucraniana acusaron a las autoridades separatistas de fraude y la minoría tártara boicoteó la consulta.

Con todo, será el Parlamento el que deba refrendar el lunes los resultados de la consulta popular durante una sesión extraordinaria.

A partir de ese momento, la república autoproclamada independiente se dirigirá al presidente ruso, Vladímir Putin, para que acepte a Crimea en el seno de la Federación Rusa.

Más de un millón y medio de votantes fueron llamados a las urnas en Crimea, mientras en la también secesionista ciudad portuaria de Sebastopol eran más de 300.000 los electores con derecho a voto en un idéntico plebiscito separatista.

Crimea siguió adelante con el referéndum pese a que el sábado la Rada Suprema de Ucrania disolvió el Parlamento separatista, que convocó la consulta y aprobó esta semana una Declaración de Independencia.

Estados Unidos, la Unión Europea y la gran mayoría de la comunidad internacional ha asegurado que no reconocerá los resultados del referéndum separatista y mantienen su defensa de la integridad territorial de Ucrania.

Rusia, que vetó una resolución de condena del referéndum separatista en el Consejo de Seguridad de la ONU, asegura que respetará la opinión de la mayoría en la península conquistada por el imperio ruso en el siglo XVIII. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 80% los crimeos llamados a participar en el referéndum separatista que se celebra depositaron ayer su voto, según aseguraron las autoridades de la republica o, aseguró Serguéi Axiónov, primer ministro de la república que quiere escindirse de Ucrania para unirse a Rusia.

A las 12:30 hora local (10:30 GMT), entre un 45% y un 50% de los habitantes de la península ya había acudido a las urnas, pese a la intensa lluvia que cayó durante las primeras horas de la mañana.

Las autoridades locales, que han hecho abiertamente campaña por la opción rusa, esperan que más del 70 por ciento de los crimeos participe en la consulta que ha sido condenada por Kiev y Occidente, pero respaldada por Rusia.

En muchos colegios electorales de Simferópol, capital crimea, decenas de personas hacían cola mucho antes de la apertura de los colegios para ejercer su derecho al sufragio, en su mayoría a favor del ingreso en la Federación Rusa.

En las calles de Simferopol, se vive una relativa calma previa a la consulta, pese a la fuerte presencia militar y de hombres armados que rondan por la ciudad. El sábado por la noche, en el día previo al referendum, unos 30 hombres vestidos con pasamontañas negros y que portaban armas automáticas irrumpieron en el Hotel Moscú, donde se aloja el grueso de la prensa internacional que ha venido a cubrir el referéndum. Pese a que aseguraron estar investigando "una alarma de seguridad", distintos testigos señalaron que su presencia responde a un intento de intimidar a los periodistas.

“¡Felices Fiestas!”, era la frase más repetida por los electores, que llegaban al colegio bien abrigados y provistos de paraguas, ya que la jornada es desapacible.

Como pudo constatar Efe, en varios colegios de Simferópol, al cabo de tres horas de votación la mitad de los inscritos en el censo ya había votado, en su mayoría adultos y ancianos.

“Los viejos se levantan temprano, mientras los jóvenes duermen hasta el mediodía”, aseguró a Efe uno de los vigilantes a la puerta de un colegio de secundaria.

Según las encuestas, más del 70 por ciento de los crimeos se pronunciarán a favor de la reunificación con el vecino del norte y sólo un 11 por ciento votarán por permanecer en el seno de Ucrania.

Un millón y medio de crimeos están llamados a las urnas, aunque la minoría tártara, un 12 por ciento de la población, ha decidido boicotear la consulta.

En la ciudad portuaria de Sebastopol, que también aspira a separarse de Ucrania, el censo incluye a más de 300.000 personas, en su gran mayoría rusos étnicos.

Los colegios abrieron las puertas a las 08:00 de la mañana hora local (06:00 GMT) y cerrarán a las 20:00 hora (18:00 GMT), tras lo que comenzará el recuento que no será hecho público hasta mañana, lunes.

Crimea siguió adelante con el referéndum pese a que el sábado la Rada Suprema de Ucrania disolvió el Parlamento separatista, que convocó la consulta y aprobó esta semana una Declaración de Independencia