Solo la Comunidad de Madrid renuncia a su aplicación

Suprimir el impuesto sobre patrimonio

El comité de expertos propone en su informe que para "evitar los problemas territoriales que han surgido respecto a los impuestos patrimoniales, debería procederse a la supresión completa del Impuesto sobre el Patrimonio y a la reforma de los restantes".

Actualmente solo la Comunidad de Madrid sigue renunciando a aplicar un impuesto que, con carácter general, grava el patrimonio neto de los contribuyentes cuando supera los 700.000 euros. Algunas comunidades, como Cataluña, han rebajado ese umbral hasta los 500.0000 euros.

El impuesto sobre el patrimonio es un tributo que el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero suprimió en 2008. Junto a esa medida se decidió compensar a las comunidades por la pérdida de recursos derivada de la supresión del impuesto. Sin embargo, con la caída de los ingresos, el anterior Ejecutivo recuperó el impuesto y estableció que la recaudación que obtuvieran las comunidades se reintegraría al Estado en la medida en que la compensación se mantuvo vigente. Ahora, el Gobierno de Mariano Rajoy, –que prorrogó la vigencia del tributo– permitirá que las comunidades no devuelvan el impuesto sobre el patrimonio. Ello significa que contarán con 604 millones, que es la cifra que se recaudó en 2012.