Asciende al 8,81% del salario bruto anual para cada empleado

Orange España premia a su plantilla con un bonus por los resultados de 2013

La empresa aumentó su Ebitda un 9,2% en 2013

Jean Marc Vignolles, consejero delegado de Orange España.
Jean Marc Vignolles, consejero delegado de Orange España.

La plantilla de Orange España va a recibir su premio por la evolución de las cuentas de la compañía durante el ejercicio fiscal de 2013. Así, la compañía va a pagar a sus empleados un bono extraordinario por el 8,81% del salario bruto fijo anual, por el cumplimiento de los objetivos en el pasado ejercicio. Los trabajadores de Orange España cobran 14 nóminas al año, con lo que este bono sería superior a una nómina mensual. Los empleados, en principio, recibirán dicha retribución extraordinaria en la nómina del mes de marzo.

Los beneficiarios de este bono, que no será consolidable, serán los más de 3.000 empleados que la antigua France Telecom tiene en España entre sus distintas filiales, Orange España, Ocat, Fundación Orange y Tiendas Propias.

Este es el segundo bono extraordinario pagado por la compañía francesa a su plantilla. Y es que hace un año, Orange retribuyó a cada trabajador con un bono por el 7,2% de su salario bruto fijo anual. Es decir, el incremento de esta retribución con respecto al pasado ejercicio sería de 1,61 puntos porcentuales.

Estas pagas extraordinarias están ligadas al Plan de Reconocimiento vinculado al programa Conquistas 2015, establecido por el grupo francés hace dos años para el conjunto de sus filiales en el Viejo Continente. El plan tenía entre sus objetivos el establecimiento de premios a los trabajadores por la consecución de objetivos en los resultados económicos.

En el citado programa se establecía que para percibir este bono, la operadora debía alcanzar unas metas en su evolución operativa tanto en ingresos como en rentabilidad. En este caso, Orange presentó la pasada semana las cuentas de 2013, con un incremento de sus ingresos en España del 0,6% hasta 4.052 millones de euros, pese a la crisis económica y las duras guerras de precios en los distintos negocios. Sin el impacto de las medidas regulatorias, el avance del volumen de negocio habría sido del 4,4%.

Además, en términos de rentabilidad, Orange España incrementó su Ebitda durante el pasado año un 9,2% (un 12,8% sin el impacto de las medidas regulatorias) hasta 1.038 millones de euros. El margen de Ebitda, a su vez, se situó en el 25,6% en 2013, por encima del 23,6% del ejercicio anterior.