El grupo argelino Cevital, favorito para la compra de plantas y marcas

Francia abrirá el jueves la venta de activos por el concurso de Fagor

Línea de lavavajillas de la fábrica de Fagor Electrodomésticos en Garagarza (Guipúzcoa).
Línea de lavavajillas de la fábrica de Fagor Electrodomésticos en Garagarza (Guipúzcoa).

La magistrada Heléne Bourbouloux, según la agenda que se marcó, tiene prevista mañana la adjudicación de dos fábricas y de cuatro marcas del grupo vasco en Francia. Son las instalaciones ubicadas en Vendóme (vitrocerámicas y hornos) y Orléans (placas de inducción, hornos y cocinas), más un centro de oficinas y el servicio de mantenimiento de los electrodomésticos.

Esta última actividad es la que más interés ha despertado a posibles inversores, porque es la que tiene más margen de rentabilidad en el negocio de línea blanca. Fagor Electrodomésticos, hasta su crisis el quinto fabricante del sector en Europa, tiene instalados millones de equipos en diferentes países del ámbito de la UE. El servicio de reparaciones, que puede tener un símil en el de los ascensores en las comunidades de vecinos, tiene una clientela fiel y el cobro por el servicio es inmediato. De hecho, los técnicos de la cooperativa en España tienen que llamar a la central de Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa)para que el cliente de turno pueda abonar el servicio con una tarjeta de débito. En metálico, por supuesto, no hay problemas.

La magistrada Bourbouloux también decidirá mañana sobre la venta de cuatro de las marcas con las que operaba Fagor Electrodomésticos en el país vecino. Son las identidades corporativas Brandt, De Dietricht (la de los equipos de alta gama, por tanto la más valiosa), Vedette y Sauter. La principal oferta (y la única) por todo el lote es la del grupo argelino del sector Cevital. Pagaría unos cien millones y mantendría 1.200 empleos, según algunas fuentes. La corporación africana sí que ha concretado oficialmente que por las cuatro marcas citadas desembolsaría 25 millones.

En España, a la liquidación
¿Y qué pasa con las cinco fábricas de Fagor Electrodomésticos en España?. Cevital se ha interesado por los centros en Guipúzcoa de Garagarza (lavadoras, lavavajillas, secadoras y equipos de cocción) y de Eskoriatza (ollas y otros minidomésticos). El grupo argelino ofrece salvar 300 empleos, sobre un total de 1.865 socios. Corporación Mondragón ya ha recolocado a 215 cooperativistas en otras compañías del grupo (y quiere hacer lo mismo con otro medio millar de profesionales). Los que entraran en la plantilla de Cevital pondrían a cero el contador de antigüedad en la empresa y serían trabajadores por cuenta ajena.

Los procesos concursales en España no tienen la misma celeridad que en Francia, pero fuentes cercanas a la suspensión de pagos han manifestado que el Juzgado de lo Mercantil Número 1 de San Sebastián, que concentra los negocios del grupo en España, Irlanda y Polonia, pudiera decretar este mes la liquidación de esos activos. Además de las citadas Garagarza y Eskoriatza, las plantas de Edesa en Vizcaya, otra en el barrio San Andrés de Arrasate-Mondragón y otra en Bergara (Guipúzcoa), participada al 50% por la multinacional alemana Vaillant.