Alza del 0,2% en el último trimestre

Japón revisa la subida de su PIB al 1,5% en 2013, una décima menos

El primer ministro japonés, Shinzo Abe. Ampliar foto
El primer ministro japonés, Shinzo Abe. EFE

El producto interior bruto (PIB) de Japón creció el 1,5% en 2013, una décima menos de lo calculado inicialmente, según los datos revisados publicados hoy por el Gobierno Japonés.

La segunda estimación del PIB correspondiente al cuarto trimestre de 2013 refleja una ralentización del crecimiento económico japonés aún mayor de lo previsto, debido sobre todo a la débil evolución del gasto en capital de las empresas.

Los nuevos datos, ajustados en función de la inflación, señalan que entre octubre y diciembre el PIB creció un 0,2% con respecto al trimestre precedente, una décima menos de lo calculado inicialmente por el Ejecutivo nipón.

En dicho trimestre, la economía japonesa registró un crecimiento interanual del 0,7%, tres décimas menos que la primera estimación, según los datos publicados hoy por la Oficina del Gabinete.

El consumo privado, que representa el 60% de la economía japonesa, creció un 0,4% respecto al período comprendido entre julio y septiembre, una décima menos que en el cálculo anterior.

Esta cifra está muy por debajo de lo esperado ante la próxima entrada en vigor el 1 de abril de una subida del impuesto sobre el consumo de tres puntos porcentuales (del 5% al 8%), lo que en teoría animaría a los japoneses a gastar hasta final de marzo.

El gasto público, uno de los puntos clave del programa de relanzamiento económico del Gobierno nipón, se elevó al 2,1%, dos décimas menos.

La revisión a la baja afectó principalmente al gasto de capital de las empresas, que según los datos de hoy subió un 0,8% respecto al período anterior, en lugar del 1,3% que el Gobierno anunció en febrero.

El gasto de capital es otro de los componentes clave para el crecimiento de Japón, y su evolución está muy por debajo de lo esperado.

Las exportaciones aumentaron un 0,4%, mientras que las importaciones crecieron un 3,5%, las mismas cifras que las publicadas en febrero. Tras la publicación de los datos del PIB, la Bolsa de Tokio abrió en negativo y registró una bajada de 66,40 puntos, un 0,43%, caída que se aceleró durante la primera hora de la sesión de la mañana hasta alcanzar el 0,81%.