Consejos para conseguir el visto bueno de los bancos

Aprobado, el crédito es suyo

Contar con el aval de una sociedad de garantía recíproca y llevar un mínimo de meses facturando aumentan notablemente las posibilidades de conseguir financiación

Aprobado, el crédito es suyo

Después de varios años cerrada, la puerta de los bancos parece haberse entreabierto. El crédito a las empresas dejó de caer en enero por primera vez en más de un año y creció un 0,03% frente a diciembre. Además, las entidades han comenzado a lanzar productos para captar nuevos clientes.

Aunque es difícil saber si esta tímida recuperación será coyuntural o se mantendrá, quizá sea un buen momento para que el emprendedor y el pequeño empresario necesitado de financiación se pase por la sucursal o vuelva a intentarlo.

Expertos en el tema comparten algunas recomendaciones para aumentar las posibilidades de recibir un sí.

Pida apoyo a las sociedades de garantía recíproca 
El motivo más frecuente por el que se deniegan las solicitudes es la falta de aval que garantice la devolución de los fondos en caso de incumplimiento.

Si esa es su situación, puede recurrir a las sociedades de garantía recíproca (SGR), entidades financieras sin ánimo de lucro cuya finalidad es avalar a pymes y emprendedores para que puedan obtener préstamos en mejores plazos y tipos de interés, incluyendo las líneas ICO. Hay 23 en España.

“Tienen una visión empresarial más amplia que el departamento de riesgo de cualquier banco y valoran mucho la figura del emprendedor, lo cual es muy importante ya que no se trata solo del proyecto sino también de la persona que está detrás de él”, comenta Pilar Andrade, presidenta de la Confederación Española de Jóvenes Empresarios (Ceaje).

“No es lo mismo emprender un negocio después de haber puesto en marcha otros que hacerlo por primera vez”, precisa.

Un padre con dinero
Una experiencia interesante al respecto es la de Jesús Fiestas de la Casa y Juan Antonio Díez. Llevaban 16 años trabajando para una empresa alquiladora de vehículos comerciales en Madrid, cuando en junio pasado esta quebró y los dejó en el paro.

Al verse sin empleo, decidieron aprovechar sus contactos con los clientes para montar su propio negocio de alquiler de furgonetas.

Fiestas recuerda que habían elaborado un proyecto de negocio y una presentación impecables, pero luego de escucharlos, el director de una sucursal les comentó que en la banca tenían un dicho: el papel lo soporta todo. “Quiero tu casa, tus ahorros, tus bienes, todo”, les dijo.

Jesús Fiestas y Juan Antonio Díez, fundadores de Furgorent, empresa que consiguió un préstamo ICO de 74.000 euros con el respaldo de Avalmadrid.
Jesús Fiestas y Juan Antonio Díez, fundadores de Furgorent, empresa que consiguió un préstamo ICO de 74.000 euros con el respaldo de Avalmadrid.

Ante las continuas negativas, decidieron rebajar el presupuesto inicial de 300.000 euros a la mitad y en vez de comprar 10 furgonetas nuevas, acudir al mercado de vehículos seminuevos. Aún así, los intentos siguieron siendo infructuosos, hasta que fueron a Avalmadrid, una SGR que patrocina la Comunidad de Madrid. Tras dos meses de trámites, esta accedió a avalarles con 75.000 euros.

“A cambio nos pidieron en garantía la nómina de mi mujer y los otros 75.000 euros, que juntamos recurriendo a nuestros ahorros, amigos y familiares”, recuerda.

Con ese respaldo, finalmente consiguieron que Sabadell les prestase los 75.000 euros que requerían para arrancar el negocio.

“Nos han cobrado comisiones y otros cargos, pero realmente nos ha facilitado las cosas, ya que de otro modo, hubiese sido imposible. Si no tienes un aval, no te molestes en ir a los bancos porque no te van a escuchar. Trabajar con una sociedad de garantía recíproca, en cambio, es como ir acompañado de un padre con dinero. Este te lo cobra, pero no está mal”, sentencia.

En sus primeros ocho meses, Furgorent Madrid, como se llama la empresa, ha facturado 136.000 euros.

Búsquenos cuando tenga clientes
Otro motivo frecuente por el que las entidades, e incluso las SGR, rechazan las solicitudes son las inconsistencias del plan de negocios. “El problema es mayor cuando se trata de proyectos de internet, a los que el analista de riesgos del banco no está habituado”, apunta Lucas Rodríguez Cervera, cofundador de Iniciador.

Advierte también que tanto para recibir apoyo bancario como de inversores privados, tener un MBA y un buen plan de negocio ya no basta.

“Ahora te piden que traigas proyectos en marcha, que hayan empezado a facturar y no sean solo intenciones plasmadas en un papel. Que hayas sido capaz de captar clientes y aguantar seis meses sin sueldo, esa es para ellos la mejor prueba de que el negocio es viable”, afirma.

Aval para 665 préstamos ICO

En 2013, las sociedades de garantía recíproca avalaron 665 préstamos ICO por un importe total de 72 millones de euros frente a los 48 millones de 2012 (449 operaciones).

Entre todas sus líneas, las SGR avalaron 14.780 operaciones por 837 millones de euros.

Solo Avalmadrid respaldó el año pasado 87 créditos ICO por 6,7 millones.

Habrá que esperar a 2015 para ver una reactivación más clara

El débil repunte del crédito registrado en enero ha alimentado en las pymes la esperanza de un cambio de tendencia.

Sin embargo, Mariano Antón, director de financiación corporativa de KPMG, sostiene que todos los expertos prevén que el stock de crédito (el saldo de deuda neta de las empresas con los bancos) seguirá bajando suavemente este año, “es decir que tendrán que repagar más de lo que reciben como crédito nuevo”, explica.

“Dada la fragilidad de la recuperación, es difícil estimar cuándo se producirá una reactivación clara del crédito a pymes. Es probable que en 2015 el saldo neto del stock de crédito permanezca relativamente estable, con lo que los flujos de nuevo crédito crecerían a tasas algo más altas de lo que lo están haciendo ahora”, mantiene.