La cadena gana 500 millones, un 1% más

Mercadona: "Si hay que bailar sevillanas para vender, se baila"

La cadena de supermercados Mercadona cerró el pasado ejercicio con unas ventas de 19.812 millones, un 4% más, y logró un beneficio de 500 millones, cifra que supone un incremento del 1%. En superficie constante (es decir, sin contar las 60 nuevas aperturas), los ingresos se estancaron. La empresa añade que esta estabilidad en la facturación se ha prolongado también durante el arranque de 2014. 

De hecho, aunque la empresa mantiene su política de no abrir los supermercados los domingos. El presidente de la compañía, Juan Roig, ha matizado en la rueda de prensa celebrada en Valencia, que cualquier decisión está sujeta a la evolución del negocio y a las preferencias de la clientela: "Si hace falta bailar sevillanas para vender, se bailarán", subrayó.

Roig también ha defendido que que la firma ha realizado un gran esfuerzo este año en su proceso de transformación, ha abierto nuevas secciones de frescos, han desarrollado un nuevo concepto de horno de pan y pastelería y ha puesto en marcha un laboratorio de carnes en la que "volvemos al cuchillo", ha asegurado, "algo que habíamos dejado de hacer y ahora recuperamos". Sobre la venta por Internet, Roig reconoce que este negocio da pérdidas: "No sabemos repercutir al cliente el coste de estas ventas".

La empresa elevó los salarios el pasado año un 3,9% y este año lo hará en un 0,3%. A resultas, un trabajador base con un antiguedad de cuatro años en la empresa cobra 1.400 euros al mes más dos primas si se consiguen determinados objetivos de beneficios. "Somos una empresa que paga muy bien pero de alta productividad", ha asegurado Roig.

Por primera vez, la empresa no prevé aumentar el empleo. Roig no visualiza que este año haya demanda suficiente en España para hacerlo: "Solo crearemos empleo si nuestro jefe [el cliente] está dispuesto a pagarlo y ahora mismo no lo veo. La nuestra es una apuesta por la productividad", aseguró. En la actualidad la plantilla asciende a 74.000 empleados. La empresa creó en 2011 6.500 empleos y 4.000 más en 2012. En cada uno de esos años abrió 60 tiendas.

Mercadona cierra el año con 462 trabajadores promocionados, 55% de ellos mujeres. De hecho, el número de mujeres en puestos directivos alcanza 1.160, el 43% del total. La inversión en formación ha sido de 37 millones de euros, 500 euros por trabajador.

La cadena se supermercados realiza el 85% de sus compras en España, 14.500 millones de euros de compra anuales, esto es el 1,2% del PIB del país, según ha comentado la empresa. Además, la contribución directa a las arcas del estado, con un 33% tipo efectivo, fue de 309 millones en concepto de Impuesto de Sociedades. De Seguridad Social, la empresa ha ingresado 529 millones. "Recaudamos para el estado o para las autonomías 300 millones por IRPF, por IVA, 224 millones y la Seguridad Social que retenemos es de 103 millones", añadió Roig. En total 1.465 millones un 12% más que en 2012.

En el capítulo de objetivos para 2014, Juan Roig explicó que "se tiene que lograr que la alimentación fresca tire de la tienda". Se prevé una inversión global de 700 millones de euros, con 60 aperturas nuevas y 30 reformas de tiendas, adaptándolas a la nueva estrategia de apuesta de frescos En Euskadi se abrirá la primera tienda a finales de año.

Roig explicó que hay que bajar más los precios, y fijo un objetivo de ventas para 2014 de 20.500 millones un 3,5% más, con un beneficio neto de 533 millones, un 3,5% más. Culminó su intervención asegurando que Mercadona "va muy bien".