La operativa de clientes seguirá igual

ING Direct simplifica su estructura en España y operará con otra filial

Almudena Román, directora de ING Direct en España.
Almudena Román, directora de ING Direct en España.

ING ha decidido simplificar su estructura operativa en España, a imagen y semejanza de lo que está haciendo en el resto del mundo. Así, ING Direct ha enviado un correo electrónico a todos sus clientes en el que les informa de que, a partir del 1 de abril, cambiará la sucursal –opera además con la ficha bancaria con el número 1465 en España– con que presta sus servicios en el país.

“Con el fin de optimizar la estructura jurídica del Grupo ING [...] el negocio de ING Direct [...] pasará a ser desarrollado por ING Bank [...]”, explica la entidad financiera a sus clientes.
Una portavoz de la entidad que dirige en España Almudena Román añade que se trata de una cambio organizativo interno: “El Grupo ING está simplificando su estructura y la están replicando en nuestro país”.

Fuentes financieras explican que el cambio se produce por la fusión de dos sociedades holandesas. Así, la filial que hasta ahora desarrollaba los negocios de banca directa se integra en ING Bank.

La entidad explica que salvo que los clientes indiquen lo contrario antes del 31 de marzo, “la relación contractual con ING Direct continuará como hasta ahora”.

La filial española de banca minorista del grupo logró captar 226.097 nuevos clientes durante 2013, hasta un total de 2,891 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 8,5% respecto al ejercicio anterior.

La entidad superó por primer vez el millón de clientes en su cuenta nómina. Además logró aumentar un 10,4% los fondos gestionados en España, hasta alcanzar los 35.500 millones de euros, con un alza del 11,2% en el volumen de depósitos, que sumaron 22.470 millones. Mientras, la concesión de créditos aumentó un 2,2%, hasta 10.205 millones. La tasa de morosidad de ING Direct en los préstamos hipotecarios concedidos por la entidad se mantuvo estable en 2013 en el 0,9%.

Por su parte, el grupo ING logró un beneficio neto de 3.232 millones de euros al cierre de 2013, lo que representa un descenso del 22,3% respecto al ejercicio anterior. La entidad, además, prepara la salida a Bolsa de su filial aseguradora en 2014.

Relación con los clientes

El cambio de la filial con la presta los servicios en España no supondrá ningún cambio para los clientes de ING Direct, que seguirá siendo la marca comercial. “Este cambio no supone ninguna alteración en las condiciones actuales de nuestros productos ni en su operativa habitual con nosotros”, señala el banco en su comunicado a los clientes. La simplificación tampoco tendrá repercusión ni para los profesionales del banco.

ING Direct lleva desde 1999 operando en España, país pionero en la fórmula con la que el inició su modelo de banca directa en Europa.

Normas