Breakingviews

Paso fácil por el Senado de EE UU

A Brady Dougan, jefe de Credit Suisse, le tocó el miércoles pasar frente al subcomité permanente de investigaciones del Senado de Estados Unidos. Para otros banqueros con escándalos que explicar, esa posición debe de evocar simpatía. Dougan fue castigado porque el banco ayudó a estadounidenses a esquivar impuestos en su país, pero su testimonio debe haber parecido un juego de niños a algunos ejecutivos en otras partes.

Ayudó el hecho de que la mayor parte del expediente era antiguo. La investigación lleva abierta unos seis años, desde que UBS admitiera haber ayudado a sus clientes a evitar la entrega de dinero al estado y pagara una multa de 780 millones dólares. Ninguno de los ejecutivos presentes estaba a cargo del banco cuando se produjeron los presuntos delitos.

Credit Suisse empezó a examinar su propio negocio tras la revelación de UBS. Se han entregado nombres y documentos, y la semana pasada pagó una multa de 194 millones de dólares para resolver los cargos relacionados interpuestos por la SEC.

La queja del senador Carl Levin, que preside el subcomité, es que el banco ha dado largas al asunto, entregando los nombres de solo 238 de las 22.000 cuentas sospechosas. CS afirma que la ley suiza les permite hacer más. Junto con el lento progreso del Departamento de Justicia, eso fue lo que más irritó a Levin. En un momento dado incluso exhortó a los líderes de Credit Suisse a “enfrentarse” al gobierno de su país de origen.

Dougan y su equipo fueron objeto de un bombardeo de duras palabras. Pero quedó lejos del exhaustivo interrogatorio que el jefe de Goldman, Lloyd Blankfein y otros han recibido de este y otros comités del Congreso en los últimos años.

Los accionistas de Credit Suisse tampoco parecían muy molestos. Por su comportamiento en el mercado, parece que calculan que lo más probable sea que el banco solo tenga que hacer frente a otros alrededor de 200 millones de dólares en multas.

Como los bancos en Europa y América han aprendido, un buen día en el Congreso no garantiza estar fuera de peligro. Pero Dougan probablemente se sienta un poco más aliviado.

Normas