La compañía deberá mantenerlas en el 0,3%

Almunia archiva el expediente contra Visa tras una rebaja del 60% en comisiones

Almunia archiva el expediente contra Visa tras una rebaja del 60% en comisiones

La Comisión Europea (CE) decidió hoy hacer que la reducción de comisiones interbancarias sobre los pagos con tarjeta de crédito ofrecida por Visa sea “legalmente vinculante”, de manera que la compañía deberá mantenerlas al 0,3 %.

“La Comisión Europea ha hecho jurídicamente vinculantes los compromisos ofrecidos por Visa Europa para recortar significativamente sus tasas multilaterales de intercambio para pagos con tarjeta de crédito”, explicó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Visa Europa se comprometió en mayo a bajar las tasas al 0,3 % del valor de una transacción, lo que equivale a un recorte de entre el 40 y 60 % de estas comisiones, y a modificar sus normas para facilitar la competencia transfronteriza.

Esto es “una excelente noticia para los consumidores europeos, dado que las comisiones pagadas por los minoristas acaban sumándose a sus facturas”, dijo el vicepresidente de la CE y responsable de Competencia, Joaquín Almunia.

La comisión multilateral interbancaria (CMI o MIF, según sus siglas en inglés) es una tasa que fijan de manera colectiva los bancos miembros de un sistema de pago por tarjetas Visa, MasterCard o de esquemas nacionales como Servired, en el caso de España.

Esta comisión es un porcentaje del pago hecho por el consumidor en un comercio, que es intercambiado entre los bancos del primero y el segundo, con el objetivo de que todos contribuyan en los costes que supone mantener el sistema de pago por tarjeta.

El banco que provee a la superficie comercial de los terminales de cobro de tarjeta transfiere esta tasa al banco del cliente, con el objetivo de compensar una parte de los gastos que tiene que asumir este último por la emisión de las tarjetas.

“Dado que los minoristas normalmente cargan estos costes a sus clientes a través de un aumento de los precios de los bienes y servicios que venden, en última instancia, los consumidores pagan las comisiones que los bancos cobran a los minoristas”, indicó la Comisión.

“Esto significa que es probable que de una reducción de estas tasas se beneficien, no sólo comerciantes, sino también los consumidores”, añadió.

La decisión de hoy se enmarca dentro de una serie de investigaciones que la Comisión Europea ha puesto en marcha en torno al pago con tarjeta, que representan un 40 % de los pagos no monetarios que los consumidores y empresas europeas hacen cada año, según datos de la CE.

“Cualquier distorsión de la competencia en este campo puede, por tanto, obstaculizar el buen funcionamiento del mercado único y perjudicar a los consumidores europeos a través de precios más altos”, recalcó el Ejecutivo comunitario.

La Comisión continuará sus procedimientos en la investigación que mantiene respecto a las comisiones internacionales que Visa aplica, por ejemplo, cuando un turista norteamericano compra una mercancía en la UE.

En 2010, el Ejecutivo comunitario ya hizo legalmente vinculante el compromiso de Visa de limitar al 0,2 % las comisiones que aplica a las tarjetas de débito.

La Comisión también ha abierto procesos en torno a las comisiones fijadas por MasterCard.

Además, en estos momentos se encuentra en trámite legislativo la propuesta de la CE para establecer un límite a las comisiones interbancarias de los pagos que se hacen con tarjetas de débito y de crédito.

El tope propuesto por Bruselas para las transacciones con tarjetas de crédito, el 0,3 % y en el caso de las tarjetas de débito, de el 0,2 %.

Normas