El índice necesita la remontada de Inditex, Telefónica y BBVA para atacar máximos

Los máximos de Wall Street y la bajada del bono, apoyos del Ibex hacia los 10.500

Vista del panel del Palacio de la Bolsa de Madrid
Vista del panel del Palacio de la Bolsa de Madrid

La zona de máximos en que cotiza el S&P podría ayudar al Ibex a emular a su homólogo estadounidense. Los bajos niveles del bono español a diez años y la subida de rating de Moody´s son otros catalizadores para la Bolsa, que requiere de nuevas subidas de Inditex,Telefónica y BBVA, un tercio del índice, para seguir subiendo.

El vigoroso comportamiento de Wall Street está siendo un gran impulso para las Bolsas europeas, incluido el Ibex, estas últimas semanas. Con el S&P buscando nuevos máximos históricos, el selectivo español intenta despedirse de la indecisión que se apoderó de él desde que estalló la crisis de las divisas emergentes y afrontar su asalto a los máximos anuales en los 10.525 puntos.

“La correlación con el S&P es lógica. Se produce con el Dax y luego entre el Dax y el resto de índices europeos.Los mercados están celebrado la inyección de liquidez de la Reserva Federal (Fed, según sus siglas en inglés), que es menor pero continúa, y la debilidad del dólar, que beneficia a las empresas estadounidenses”, destaca FranciscoSánchez-Matamoros, analista de XTB.

Por eso, es esperable que si el selectivo estadounidense rompe máximos, por un movimiento técnico los índices europeos vayan detrás. Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, piensa que el impulso de las Bolsas estadounidenses puede ser muy positivo y destaca que “el selectivo español ha roto al alza el rango de movimiento que viene desarrollando desde el 7 de febrero, entre los 10.140 y los 9.980 puntos”, una buena señal para su desarrollo futuro.

No obstante, los expertos creen que el Ibex necesita otros apoyos. En primer lugar, que el interés del bono español a diez años siga por debajo del 3,6%, mínimos desde 2006.La mejora del rating de España por parte de Moody’s es un estímulo para las alzas bursátiles.

Natalia Aguirre, analista de Renta 4, piensa que en el corto plazo hay obstáculos que impiden una ruptura sólida de máximos en las Bolsas como los frágiles datos macroeconómicos en Estados Unidos (debido al mal tiempo de este invierno) o el reto al que se enfrentan los países emergentes de buscar un modelo de crecimiento más equilibrado y sostenible tras el tapering de la Fed. “Los resultados deben ser el gran motor de las Bolsas y las cuentas conocidas hasta ahora no han entusiasmado”, añade.

Para Sánchez-Matamoros, los 10.500, máximos anuales, son un objetivo factible para el Ibex en próximas semanas. Una revalorización del 2,7% separa al índice de este objetivo. La recuperación de la economía europea y unas mejores perspectivas de las compañías deben respaldar esta senda alcista, sostiene.

El fondo del Ibex, pues, sigue siendo optimista y es cuestión de tiempo un asalto a los máximos. Nicolás López, analista de MG Valores, cree que “el escenario de fondo es suficiente para pensar que la Bolsa tiene una tendencia alcista.Pero la Bolsa tiene su ritmo.Cuando se para hay una consolidación y se debe tener paciencia.El ritmo de los últimos meses del año pasado no era sostenible”.

Huellas de la crisis emergente

Aunque el Ibex está recuperando el buen tono anterior a las tensiones provocadas por la depreciación de varias divisas emergentes, algunas compañías no han logrado volver al nivel del 23 de enero.Ese día se produjo la mayor caída del peso argentino en 12 años y el efecto contagio sobre otras monedas emergentes hizo tambalearse los parqués de todo el mundo. En el Ibex, las empresas más castigadas fueron las que tienen mayor exposición a los países en desarrollo.

Son esas compañías las que más terreno han cedido desde entonces. La textil Inditex se ha dejado un 9,52%. Recientemente Nomura mantuvo su recomendación de comprar acciones de la compañía pero rebajó su precio objetivo de 120 euros a 104,65 por el impacto de las depreciaciones de divisas. Otros dos pesos pesados del selectivo español, BBVA y Telefónica han cedido un 1,77% y un 5,7%, respectivamente. Estos tres valores representan un 32,25% del Ibex, por lo que su evolución es clave para el índice.

La mayor caída en este periodo es la de FCC, un 10,17%. Mapfre (–7,55%), Ebro Foods (–7,74%), ArcelorMittal (–7,24%), Viscofan (–6,9%), Gamesa (–2,26%) y ACS (–2,47%) son otras de las compañías que no han recuperado todo el terreno perdido por el seísmo emergente.

Normas