Editorial

MWC, escaparate de estrellas

El Mobile World Congress está destinado a ser la confirmación de Barcelona como capital mundial de la tecnología móvil. Cierto que esto es así solo en su aspecto comercial, pero el innegable éxito de las ediciones precedentes y la indiscutible apuesta de todos los actores del sector –grandes, pequeños y medianos– harán del MWC de Barcelona el macroescaparate del móvil. Pero además será la cita ineludible para estar en el futuro, porque las grandes multinacionales, empezando por Telefónica, han decidido que resulta el escenario ideal no solo para presentar su nuevos productos sino las estrategias de lo que, más allá de la convergencia, preparan para los próximos años. Ya se preveía que Mark Zuckerberg, el fundador, primer accionista y primer directivo de Facebook, iba a ser la estrella de la edición. Pero la adquisición de WhatsApp va a reforzar la visita del joven empresario como un acontecimiento de primerísimo orden mundial, y más porque estará acompañado de Jan Koum, el cocreador y máximo directivo del la red social que el primero acaba de comprar por un total de 13.800 millones de euros. Todo un símbolo del nuevo paradigma a que se orienta el gran negocio de telecos, y de las importantes operaciones que se están gestando, tanto a nivel internacional como en España.

 

 

Normas