Cree "razonable" que las eléctricas se quejen por las tarifas

Soria desvela que el petróleo canario recortará un 10% las importaciones

José Manuel Soria, ministro de Industria.
José Manuel Soria, ministro de Industria.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha dicho hoy que el posible hallazgo de hidrocarburos en aguas próximas a las costas de Canarias podría reducir en hasta el 10% las actuales importaciones de petróleo españolas.

Durante su intervención en el Pleno del Senado, Soria ha afirmado que cada día España importa 1,4 millones barriles de petróleo, lo que supone aproximadamente 40.000 millones de dólares de déficit en la balanza comercial cada año.

Así, ha considerado que, si se encontraran hidrocarburos en Canarias, la producción en esta zona podría alcanzar hasta 140.000 barriles diarios, lo que sería “favorable” tanto para las islas como para la balanza de pagos española.

Asimismo, ha incidido en que no hay prospecciones autorizadas en Canarias ni en aguas que estén a una distancia inferior a 60 kilómetros de sus costas, sino que se encuentran exactamente en el borde de la mediana imaginaria que separa el agua territorial del reino de Marruecos de la de España.

En paraleo ha defendido que la cifra de déficit tarifario ofrecida ayer por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), por la que este superaba los 4.000 millones de euros en 2013, es todavía provisional.

En respuesta a una pregunta del senador socialista Jesús Alique, Soria ha insistido en que todavía faltan dos liquidaciones para cerrar el ejercicio 2013 y que no se contará con “una cifra definitiva hasta que no se haga la liquidación final”.

Subrayó además que considera “hasta razonable” que las grandes compañías eléctricas “se quejen” por el nuevo sistema de precios de la electricidad, pero defendió que el Gobierno no está para defender sus intereses, sino para “defender el interés general”.

Soria, que defendió que el nuevo sistema de precios de la energía es “absolutamente legal”, resaltó que es también “más transparente y va a ahorrar al consumidor al menos el coste de la intermediación financiera que suponía hasta ahora la subasta”. El ministro recordó, en este sentido, a las eléctricas que “participaban” en las subastas y que “ha supuesto a lo largo de los últimos cuatro años 1.100 millones de euros que han cobrado algunas compañías y que hemos pagado los consumidores”.

En relación a los consumidores, el titular de Energía entendió las quejas porque “no entiendan exactamente cuál es el nuevo sistema”. A este respecto, insistió en que el Gobierno va a seguir esforzándose “por explicarlo”. Además, Soria reconoció que el Ministerio “estudia fórmulas para incrementar la presencia de esos contadores inteligentes” que, a día de hoy, son siete millones. Soria recordó que “aproximadamente 16,5 millones de consumidores” ya están “en el precio voluntario al pequeño consumidor” y recalcó que, quienes no tengan contador inteligente “van a pagar el precio de mercado promediado durante el periodo al que se refiera la factura”.

El ministro apuntó a que la factura también va a cambiar. “Va a variar y va a ser mucho más legible y entendible”, aseguró. Explicó que cada consumidor va a tener tres opciones de pago. La primera de ellas es “la que hasta ahora tenía”, por la que el consumidor contrata “un determinado tipo de contrato” con cualquiera de las compañías eléctricas. La segunda modalidad pasa porque se acoja al contrato estándar que el Gobierno va a “exigir que tengan para ofrecer a todos los consumidores”. La tercera alternativa pasa porque “cada consumidor pague lo que cuesta la electricidad exactamente”. “En algunos meses será más cara y en otros meses será más barata. Tendremos que promediar cuál ha sido el resultado en la factura”, insistió el titular de Energía. 

Normas
Entra en El País para participar