Todo el sector, en manos de las pymes

Todo el sector, en manos de las pymes


El periodo que acaban de cerrar no ha sido el mejor año para el sector en nuestro país. Según los datos presentados ayer por la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER), la crisis continúa haciendo mella en las flotas y reflejan una caída del 7,4%, hasta situarse ligeramente por encima de los 400.000 autos.

Además, durante el último ejercicio, la facturación superó los 3.500 millones de euros, mientras que la inversión en compras de vehículos nuevos se elevó a 2.200 millones de euros. “Pedimos al Gobierno que estudie la inclusión del renting en todos los planes de rejuvenecimiento del parque automovilístico, como por ejemplo el plan PIVE”, reclaman desde la asociación.

Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting de Vehículos, asegura que “a pesar de que los datos no son demasiado optimistas, esperamos que a partir del segundo trimestre de 2014 la situación se recupere”. García confía también en que “pronto comencemos a notar el aumento de matriculaciones que ya está sucediendo” y todas las esperanzas están puestas en los acontecimientos que puedan ocurrir a lo largo del año.

Esperamos que a partir del segundo trimestre de 2014 la situación del sector mejore”, afirma Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting

“Estamos en conversaciones con todos los actores y creemos que, aunque lentamente, pronto podremos dar pasos para facilitar el acceso al renting a las pequeñas empresas”, señala el presidente. Además, desde la AER están ya en contacto con el Ministerio de Industria para “incentivar estas operaciones”, apunta.

Para poder acceder al suculento mercado de la pequeña empresa es necesaria una capilaridad que el sector aún no ha logrado. Sin embargo, cada vez son más las pymes que apuestan por esta fórmula gracias a nuevos modelos más moldeables.

La británica Northgate opera en nuestro país y presenta el renting flexible. “Gracias a ello, garantizamos un total servicio y nos adaptamos a las necesidades de los pequeños empresarios”, puntualizan desde la compañía. Cuentan con cerca de 40.000 vehículos que cubren las necesidades de cualquier tipo de empresa y sector. Turismos pequeños, medianos, furgonetas o vehículos refrigerados a disposición de los autónomos. El renting flexible permite desde la variedad en los plazos hasta la capacidad de adaptación en el número de vehículos necesarios según los picos de actividad. “Además, no se penaliza la devolución anticipada”, añaden. Una fórmula nacida de la inestabilidad del momento.

Por su parte, ALD Automotive, compañía de renting del grupo francés Société Générale, ofrece a las empresas la posibilidad de, por una cuota fija mensual, hacerse cargo del parque de vehículos incluyendo mantenimiento preventivo y reparaciones. Sin embargo, uno de los puntos más aplaudidos por los pequeños empresarios es la figura del asesor personalizado para cada cliente.

Los datos de Arval (perteneciente a BNP Paribas) lo dejan claro: “El 85% de las pymes busca financiación para sus vehículos de empresa en concesionarios o sucursales bancarias de su entorno más próximo” y la compra directa sigue siendo la primera opción. Concretamente, el renting solo representa el 17% de las operaciones de financiación para pequeños empresarios.
Y el operador de BNP aprovecha la capilaridad de las sucursales de CaixaBank y los concesionarios Renault-Nissan para acercarse a las compañías pequeñas y medianas. Su estrategia apuesta por “soluciones abiertas, donde los trámites de contratación se agilicen al máximo, pudiendo contar con una oferta de vehículos de disponibilidad inmediata”.

En busca del servicio en persona y el trato cercano

Una de las primeras dificultades de un autónomo cuando decide externalizar sus vehículos de empresa, es la correcta elección. “Creemos que asesorar al cliente a tomar decisiones para cada segmento de su flota y ayudarle a ser eficiente en costes es una necesidad”, explican desde la compañía Athlon, filial del banco holandés Rabobank.
Los operadores son conscientes de las carencias de una pyme y se presentan como el mejor asesor. Se terminó la época de los call centers y las esperas interminables al teléfono. “Bastará con una llamada para que su asesor le ayude en todo lo referente al coche”, apuntan desde Athlon.
Bansacar, la división de Banco Santander, va más allá y apela a la cercanía de la oficina bancaria para atraer clientes. La compañía también refuerza “la necesidad de destinar recursos económicos al negocio, convirtiendo los gastos de un vehículo en una cuota fija mensual”, señala José Martín Castro, director del área de leasing de la entidad.

Normas
Entra en El País para participar