Ha barajado soluciones a través de satélite o subir el ‘wifi’ al tren

Fomento reclama a las operadoras mejor cobertura de móvil en el AVE

Las empresas de telefonía adelantan que la solución es complicada y cara

Una pasajera del AVE Madrid-Barcelona trabaja durante el viaje.
Una pasajera del AVE Madrid-Barcelona trabaja durante el viaje.

Las prestaciones de banda ancha en el AVE siguen sin satisfacer a Renfe y, por extensión, al Ministerio de Fomento. El secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, se ha encargado de preguntar a las operadoras de móviles si hay solución. Y la respuesta ha sido taxativa: no ven negocio en la instalación de toda una red de postes, alrededor del trazado del tren de alta velocidad, para tan escaso público objetivo. Ha sido la insistencia de Fomento la que mantiene abierta la búsqueda de soluciones. “Cuando el AVE iba al 40% de ocupación se entendían las reticencias a invertir. Ahora los trenes van al 80%”, apuntan fuentes ministeriales.

El problema es complejo, al tratarse de dar conexión a celulares a 300 kilómetros por hora, según le han dicho a Fomento desde firmas como Vodafone. El asunto ha llegado incluso al presidente, Francisco Román.

Serían necesarios centenares de nuevas antenas para un número limitado de clientes. Pero el Ministerio no arroja la toalla. El equipo de la ministra Ana Pastor entiende que la posibilidad de que el pasajero pueda estar conectado sin cortes en el tren sería básico para competir con el avión, que avanza hacia las tecnologías inalámbricas.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) ha abierto la mano y permite el uso de dispositivos electrónicos portátiles en todo momento, incluidos despegue y aterrizaje, lo que hace más factible trabajar en el avión. En cuanto a las comunicaciones, Iberia anuncia la próxima oferta de wifi en 25 aviones de largo radio, una vez que haya recibido autorización de la misma agencia. Los ocho nuevos A330 y los 17 Airbus 340 en fase de remodelación facilitarán el acceso a internet a los pasajeros.

Competencia

Francia, mas avanzada que España

1. Telefónica, Vodafone y Orange unieron fuerzas en 2010 para que el móvil funcionara de forma aceptable en el AVE Madrid-Valencia.Se repartieron los tramos e invirtieron en equipamiento de red de segunda y tercera generación.

2. SFR, Orange y Bouygues Telecom, junto al fabricante de trenes Alstom y firmas de infraestrutura de telecomunicaciones como Siemens, trabajan para generalizar la conexión de banda ancha en el tren de alta velocidad en Francia.

Los expertos en infraestructuras aseguran que el AVE es imbatible, frente al avión, en distancias inferiores a los 600 kilómetros. Especialmente si es capaz de competir en precios con las aerolíneas de bajo coste. Pero Renfe no deja de dar vueltas a su oferta comercial para atraer clientela. Tras la rebaja de tarifas, se buscan nuevos alicientes, y la conexión a internet será uno de ellos.

“Mejorar la cobertura es trabajo de las operadoras de telefonía”, reconocen desde Renfe, eximiendo de responsabilidad al Adif, administrador público de la infraestructura. Una de las opciones para ampliar la cobertura es el satélite. Fuentes solventes aseguran que Fomento ha hablado con Abertis, entre otras, pero esa vía está prácticamente descartada por resultar “excesivamente cara”.

Un segundo camino sería subir la tecnología al tren. La SNCF francesa ha probado el wifi en el TGV Este y avanza con las operadoras en su instalación masiva a lo largo de los tres próximos años, al igual que en el Eurostar que cruza el Canal de la Mancha. Además, lo está utilizando en las líneas de Thalys a Bruselas, Amsterdam y Colonia. El operador galo estima que subir el wifi al tren le cuesta unos 350.000 euros por unidad.

Y en tercer lugar se apunta hacia una alianza de operadores en España para costear la inversión necesaria en antenas. En todo caso, las empresas han trasladado a Fomento que el despliegue de la tecnología 4G mejorará las condiciones para hablar o navegar en el AVE.

En próximas fechas la ministra Ana Pastor pretende impulsar reuniones de trabajo con las principales operadoras.

¿Para cuándo el wifi en el tren?

Una de las preguntas más recurrentes de los clientes de Renfe está relacionada con las previsiones de la compañía para ofrecer wifi. Así al menos lo reconoció a finales de 2011 el director de Tecnología y Sistemas de la empresa, Lucas Calzado.

En un chat con clientes, a través de un blog oficial de la compañía, el directivo afirmaba que adoptar la conexión inalámbrica a internet era prioritario para Renfe, incluso en los trenes de Cercanías. Calzado aseguraba que técnicamente es posible, pero la empresa depende de los operadores.

Por entonces, Renfe tomó la decisión de que los trenes que fueran a talleres salieran con la red de comunicación inalámbrica preinstalada. El objetivo era dar el servicio a los viajeros de forma gratuita.

Reservas a mucho mayor plazo

Los servicios del AVE superan una media de ocupación del 70% en estos momentos, ganando diez puntos de cuota a lo largo de 2013 a base de tarifas más reducidas. Renfe pretende conquistar cotas superiores al 80% de ocupación, un nivel parejo al de los ferrocarriles franceses y que aún ofrecería margen para evitar el overbooking.

La compañía se ha encontrado con una clara prueba de que la nueva oferta comercial está funcionando: se ha pasado de una media de 16 a 120 días en el plazo de compra anticipada de billetes. Unos buscan la ganga y otros asegurarse el asiento a la vista de la mayor afluencia.

En ello ha influido la rebaja del 11% en la tarifa base de enero del año pasado, los nuevos paquetes de ofertas y la congelación de precios de 2014.

Normas
Entra en El País para participar