Primer paso para la privatización
El presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy.
El presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy. EFE

El FROB contrata a Goldman Sachs por un euro para la venta de Bankia

Primer paso en firme hacia la privatización de la mayor entidad nacionalizada de España. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) informó el viernes de que ha contratado al gigante de la banca de inversión Goldman Sachs para que diseñe una estrategia de desinversión sobre Bankia, que permita recuperar el máximo posible de las ayudas inyectadas en el grupo, por un total de 22.424 millones de euros. Goldman, según fuentes cercanas al proceso, cobrará un euro simbólico por su labor, si bien el negocio estaría en las comisiones que logre por la colocación de paquetes de acciones de la entidad en el futuro.

El FROB publicó el pasado 5 de febrero el pliego de contratación estatal de “al menos, un banco de inversión que lleve a cabo un análisis de la estrategia de desinversión de la participación” pública en Bankia, que asciende al 68,39% de la entidad, tras los 10.620 millones de euros inyectados en la ampliación de capital de la pasada primavera.

La decisión llegaba apenas dos semanas después de que las acciones de Bankia lograran superar, por primera vez desde aquella operación, los 1,35 euros, el precio al que entró el FROB mientras los títulos se despeñaban por debajo de los 0,5 euros. Una cota de 1,35 euros, por tanto, sobre la cual el FROB no solo recuperaría su dinero sino que sacaría rentabilidad de la inversión, al menos en la parte correspondiente a los 10.000 millones de la ampliación de capital.

Aunque la cotización de Bankia no ha dejado de oscilar, cayendo de nuevo al entorno de los 1,20, la acción no pierde perder fuelle y cerraba el viernes en los 1,48 euros. Un nivel que también invita a ir vendiendo a los preferentistas –que también recibieron acciones a 1,35 euros– y presiona al Estado a desinvertir en pequeñas dosis para evitar fuertes oscilaciones en una acción con solo un 30% de free float (capital en circulación).

Aunque los analistas advierten que comenzar a vender ahora podría resultar precipitado, por la falta de consolidación de la subida y por el descuento que suelen reclamar los compradores, el presidente de la Comisión Ejecutiva del FROB, Fernando Restoy, anunciaba hace unos días que sí ha llegado el momento de “abrir el debate” del “cómo y el cuándo” desinvertir en Bankia. Esta es precisamente la tarea encomendada a Goldman Sachs, que deberá evaluar las fortalezas y debilidades de la firma cotizada y el apetito que muestra el mercado.

La intención del Gobierno, a priori, es la de comenzar a vender pequeños paquetes de acciones de Bankia, cercanas al 5%, este mismo año. Una operación que ejercería de rompehielos para posteriores colocaciones de mayor calado. En el mercado, no obstante, se cuenta con que estas primeras ventas no superen el 18%, con lo que el FROB mantendría una holgada posición de control.

La elección de Goldman Sachs entre siete candidatos no es casual. Después de todo, el banco de inversión ya fue designado por Economía para contribuir al diseño del plan de saneamiento que puso en marcha José Ignacion Goirigolzarri al hacerse cargo de BFA-Bankia.

Normas
Entra en EL PAÍS