Plan del Estado para ahorrar en alquileres y espacios en desuso

Objetivo: ni un solo edificio público vacío

Objetivo: ni un solo edificio público vacío

Al tiempo que el Ejecutivo pone en marcha el plan para centralizar al máximo sus contratos de bienes y suministros, en paralelo está realizando el inventario de todos los bienes inmuebles que posee con un único objetivo:ni un solo edificio en desuso o vacío.

Tal y como ha podido saber CincoDías, se trata de disponer de una base de datos del parque inmobiliario estatal que recoja con suficiente precisión su composición y sus características y, por tanto, pueda utilizarse como una base fiable para la adopción de decisiones en el resto de las líneas de actuación del plan inmobiliario.

El objetivo es detectar qué edificios están infrautilizados y si éstos pueden albergar sedes ministeriales o de otros organismos del sector público que en la actualidad están ubicadas en inmuebles en régimen de alquiler.

El objetivo es reducir el gasto en arrendamientos de la Administración General del Estado un 20%. Desde el 1 de enero de 2012 hasta el final de enero de este año ya se han obtenido ahorros por un importe total de 46,2 millones. Esos ahorros proceden tanto de resoluciones netas de contratos, como de reducciones de renta en las novaciones de contratos existentes. Lo más relevante de esta medida es que al tratarse de ahorro de gasto corriente, este menor desembolso será recurrente en cada ejercicio.

Así, tal y como están haciendo las empresas del sector privado, lo más eficiente es proceder a reubicar al personal en espacios más baratos y reagrupar a todos los efectivos, que en el caso de la Administración han estado en demasiadas ocasiones muy dispersos.

Por todo ello, cada uno de los ministerios tiene la orden de realizar un análisis del parque inmobiliario de su propiedad y de proponer actuaciones que supongan una optimización de la ocupación del mismo.

Valga como ejemplo que las reubicaciones ya han permitido recolocar a empleados que trabajaban en espacios arrendados (se ahorra el pago del alquiler) o han permitido que inmuebles en propiedad se vaciaran para que puedan ser vendidos. De hecho, se han recaudado por venta de patrimonio 124,5 millones y se han liberado un total de 105.600 metros cuadrados de la Administración General del Estado.

Hasta 2015 está previsto que se pongan en el mercado más de 15.000 inmuebles, de los que por ahora se han adjudicado un total de 1.608, estando en la actualidad en trámite numerosas operaciones. La mayor parte de ellos corresponde a la Dirección General de Patrimonio y al Instituto de la Vivienda de Defensa.Su tipología es muy diversa, aunque destacan las más de 4.800 fincas rústicas y cerca de 6.900 viviendas.

Nuevas obras que se ‘pagan solas’

Otra línea de trabajo puesta en marcha es la generación de nuevos equipamientos o instalaciones que sean capaces de ser autofinanciables. Un ejemplo de todo esto sería la actuación prevista en el Parque Móvil de la calle Cea Bermúdez de Madrid. Actualmente, ocupa una parcela de 26.900 metros cuadrados con edificaciones y aparcamientos que superan ampliamente sus necesidades. La operación consisten en trasladar el parque, obtener más de 40.000 metros cuadrados de oficinas públicas cediendo a cambio suelo residencial incluido en ese área. De ese modo, se logra construir un nuevo edificio administrativo, más adaptado a las necesidades reales, y las obras se pagan con los ingresos que se obtiene de la venta de ese suelo. No obstante, la operación aún no está cerrada. También, se encuentra en marcha la rehabilitación de un edificio vacante en la Plaza del Marqués de Salamanca para albergar la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores y reubicar allí a personal disperso en otros inmuebles por los que se pagan 8,7 millones al año de alquiler.

Normas
Entra en El País para participar