El responsable de regulación ensalza la recuperación ante inversores

¿Cómo vende el Banco de España el sector ante los mercados?

Fachada del Banco de España. EFEArchivo
Fachada del Banco de España. EFE/Archivo EFE

La Asociación para los Mercados Financieros en Europa (AFME, por sus siglas en inglés), un agrupación nacida en 2009 del matrimonio entre la Asociación de Banca de Inversión de Londres (LIBA) y la Asociación de la Industria de Valores y Mercados Financieros (SIFMA), reunió ayer en un céntrico hotel de Madrid a miembros de las autoridades españolas con una importante representación de lo que difusamente se conoce como “los mercados”.

En concreto, un grupo de grandes inversores, bancos y agencias de rating asistieron a las presentaciones realizadas por el director general del Tesoro Público, Íñigo Fernández de Mesa, que pasó antes varios años en Barclays o Lehman Brothers, y la del director general de regulación bancaria y estabilidad financiera del Banco de España, Julio Durán, con experiencia en el Banco Mundial y el Banco Central Europeo. Dos discursos, por tanto, planteados en el idioma de los inversores –no sólo porque se realizaran en inglés– y en un cierto tono de optimismo.

El discurso de Durán no escondió las penurias por las que ha pasado la economía española y buena parte de su sector financiero, arrancando con un relato sobre cómo la financiación externa tuvo un “abrupto fin” en 2012”, algo “visto en el pasado en algunos países emergentes” pero que era una “experiencia totalmente nueva” para el país, que pagó por “sus propios pecados” pero también por la percepción de los mercados de que el euro se rompía.

Acto seguido, sin embargo, Durán no dudó en defender que “la fotografía actual es totalmente diferente. España ha pasado el punto crítico”. “El crecimiento se ha reanudado, el empleo se ha estabilizado, la balanza de pagos entra en superávit de cuenta corriente y la tasa de interés de deuda soberana española se encuentra en un mínimo histórico”, resumió. Con todo, el responsable de regulación quiso dejar claro que este paso del Rubicón no garantiza “que el futuro será brillante”, y matizó que el crecimiento económico “seguirá siendo modesto” y “el desempleo sigue siendo inaceptablemente alto”.

En cuanto al sector financiero, Durán reseño “la mejora de la confianza del mercado en relación con el sector bancario español” demostrada por “los precios de las acciones de los principales bancos, cuyo valor frente a libros se ha incrementado de manera significativa y se sitúa por encima de la media europea de los bancos de referencia”. Algo que el responsable de regulación achacó a “la confianza recuperada en la calidad de los activos de los balances bancarios y en el pronóstico de ganancias para las entidades de crédito españolas”.

Durán invitó a tomar la situación “con cautela” debido a los “grandes desafíos que tiene por delante” el sector, entre los que destacó más la debilidad macroeconómica del país que los retos internos, dados los deberes ya realizados por la banca.

El representante del Banco de España recordó que el cumplimiento de la hoja de ruta marcada por la troika tras el rescate ha permitido cerrar el programa de supervisión en enero, que la recapitalización del sector ha permitido elevar el nivel de core capital de las entidades a una media del 10,5%, y que la creación de Sareb y la imposición de provisiones sobre el ladrillo han logrado reducir el riesgo inmobiliario desde 240.000 millones de euros al cierre de 2011 a cerca de 100.000 millones a día de hoy.

En cuanto a los frentes abiertos, Durán reconoció que el crédito sigue cayendo, aunque matizó que “más lentamente”, si bien, a su vez, la “particularmente marcada” caída del crédito, explicó, justifica en parte el alza de la mora del sector al 13%. Con todo, el representante del supervisor dijo encontrar en “una posición razonablemente sólida” al sector de cara a los test de estrés y encaminado a “emerger en una posición más fuerte para cumplir con su misión de proveer financiación a la economía”.

Normas
Entra en El País para participar