El sello experimenta con la gira de Bisbal

Universal rebaja los discos si vas a conciertos

El director general de Universal Music Spain, Narcís Rebollo.
El director general de Universal Music Spain, Narcís Rebollo.

A fin de combatir la actual coyuntura económica, que en el caso de las discográficas se ve agravada por la piratería, la irrupción de plataformas musicales en internet y el alto IVA cultural, Universal Music Spain ha decidido probar fórmulas que reactiven el negocio. La compañía ofrecerá hasta el 18 de marzo el disco de David Bisbal con descuento a sus seguidores cuando adquieran la entrada del concierto. El disco tendrá un precio de 7,99 euros, frente al estándar de 14,99 euros. La discográfica reduce así los márgenes en un intento de aumentar sus ingresos.

La elección de Bisbal no es casual. Según cuenta, el nuevo director general de Universal Music Spain, Narcís Rebollo, el cantante almeriense es el primer artista de relevancia internacional con quien el sello discográfico ha firmado un contrato de representación. Esto les permite hacer sus previsiones económicas no solo con las ventas de discos sino también con las cifras de la gira y de los derechos de imagen del cantante. Así, “aunque en una división no ganes dinero o incluso pierdas, te puede dar igual si lo estás compensando con otra área”, según el ejecutivo, que afirma que esta iniciativa forma parte de la reconversión a la que se ha visto sometido el sector.

Rebollo explica que esto permite a la discográfica una exposición en venta de álbums muy superior a la que tendrían sin este sistema, a la vez que hace que el single de David Bisbal “esté en el número uno de las ventas, por encima de cualquier otro artista”, desde que fue lanzado al mercado, y hará que el cantante sea quien venda más discos en 2014 en España.

En cuanto al precio de las entradas, el director general sostiene que no subirá porque “hemos potenciado la venta y hemos reducido el precio, tanto del concierto como del álbum”. La discográfica ya ha probado esta fórmula en México y Argentina, igualmente con Bisbal, “con unos resultados muy positivos”.

En cuanto a la piratería, Narcís Rebollo declara que que esta produce un decrecimiento del volumen de negocio de la industria musical. Aunque en el área del directo se facturan unos 500 millones de euros al año en España, también cae. Eso no significa que, si el consumo ilegal de música desapareciese, todo el consumo se convertiría en música legal y la gente pagaría por ello: “Por un lado, la música está más de moda que nunca en España, pero hay un grave perjuicio a la hora de invertir en producto local y en nuevo talento”.

Por su parte, internet ha cambiado el modelo de negocio para las discográficas. El director de Universal Music en España señala: “Para nosotros, es una gran puerta”. Rebollo tiene claro que los jóvenes a día de hoy no tienen el concepto de propiedad que comparten generaciones mayores. Hay una clara cultura de escucha online que ha sido potenciado por plataformas como Spotify y que, “a día de hoy, son nuestros principales clientes en cuanto a consumo de música”. La discográfica afirma que les ha facilitado mucho la distribución de música, pero que desearían que el consumo se hiciera siempre “de manera responsable”.

En cuanto al 21% de IVA que grava los productos musicales, Rebollo remarca que la asociación de productores de música de España, Promusicae, se ha reunido con el ministro para intentar bajarlo y, “afortunadamente también la Unión Europea y otros organismos internacionales están trabajando en esa dirección”.

Crecimiento
El principal objetivo de Narcís Rebollo en su nueva etapa como director general de Universal Music en España es el de crecer. En la última década, el conjunto de las discográficas ha caído un 70% en nuestro país, pero, según Rebollo, en los dos últimos años, se han mantenido y ahora esperan recuperarse.

Normas
Entra en El País para participar