Aboga por rebajar el IRPF y las cotizaciones sociales

CEOE solicita suprimir Patrimonio, Sucesiones y el sistema de módulos

Sugieren que debería fijarse un tipo único en el impuesto sobre sociedades

Defienden que sus medidas son factibles si se compaginan con la lucha contra el fraude

El presidente de CEOE, Juan Rosell, y la vicepresidenta, Pilar González de Frutos.
El presidente de CEOE, Juan Rosell, y la vicepresidenta, Pilar González de Frutos. EFE

CEOE ha presentado hoy su propuesta de reforma fiscal y reclama una rebaja generalizada de impuestos. La patronal recomienda rebajar el IRPF, las cotizaciones sociales, el tipo nominal del impuesto sobre sociedades. También aboga por suprimir el impuesto sobre el patrimonio, Sucesiones y el sistema de módulos porque tributan unos 600.000 autónomos. 

Cuestionado sobre si todas estas propuestas eran factibles con la senda de reducción del déficit público, el presidente de CEOE, Juan Rosell, aseguró que la posible pérdida de recaudación se podría compensar con una lucha más eficaz contra la economía sumergida. Además, los empresarios confían en que la la actividad crezca y, por lo tanto, también se generen más ingresos públicos. Rosell reconoció que sus propuestas deberían implementarse de forma paulatina. En cualquier caso, el informe no ofrece cálculos sobre el efecto de las medidas que recomienda. Estas son las propuestas:

IRPF

En el impuesto sobre la renta, el impuesto más importante por recaudación, CEOE reclama eliminar ya la subida fiscal que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy en diciembre de 2011 y que supuso elevar entre 0,75 puntos y siete puntos el IRPF, cuyo tipo marginal máximo se sitúa actualmente en el 52%. 

La vicepresidenta de CEOE, Pilar González de Frutos, rechazó la posibilidad de eliminar con carácter retroactivo la deducción por vivienda, una medida que la comisión de expertos para la reforma fiscal elegida por Hacienda sí se ha planteado. En cualquier caso, el Gobierno rechaza suprimir la desgravación por vivienda que se eliminó a partir de enero de 2013, pero que se mantiene para aquellos contribuyentes que adquirieron su casa antes de esa fecha. 

CEOE propone actualizar los mínimos personales, tramos y tipos al IPC, algo que en el IRPF no se ha realizado desde 2008. La patronal apoya la medida que está estudiando del Gobierno como fijar bonificaciones en el impuesto sobre la renta para luchar contra la economía sumergida. La idea es que ciertos gastos familiares sean deducibles, lo que incentivaría a reclamar siempre factura.

Sociedades 

Como ya adelantó Cinco Días en diciembre, CEOE reclama rebajar el tipo nominal del impuesto sobre sociedades. La patronal no dice hasta que nivel debería situarse el gravamen, que actualmente asciende al 30% y al 25% para las pymes. En cualquier caso, reconoce que es necesario eliminar deducciones y beneficios fiscales que permiten que las empresas, sobre todo las grandes, apliquen tipos efectivos muy bajos. CEOE reclama acercar la base imponible del impuesto al resultado contable (beneficios).

Durante la rueda de prensa, González de Frutos sugirió que debería fijarse un tipo único en el impuesto sobre sociedades para pymes y grandes empresas. Sin embargo, esa propuesta no aparece en el documento. El informe, en cambio, sí defiende igualar la fiscalidad para los empresarios que tributan por el IRPF y aquellos que lo hacen en el impuesto sobre sociedades.

Módulos

Rosell defendió durante la presentación del informe la supresión del sistema de módulos, por el que tributan en torno a 600.000 autónomos. A través de este modelo, los trabajadores por cuenta propia y los pequeños negocios pagan impuestos en función de variables como el tamaño de su local, el consumo eléctrico o el número de empleados. Para los inspectores fiscales, el sistema de módulos es un nido de facturas falsas. El Gobierno ya limitó mucho en la ley contra el fraude fiscal, aprobada en 2012, el acceso a la tributación por módulos. Rosell señaló que las nuevas tecnologías permiten dejar atrás este sistema de tributación.

IVA

“No es posible subir los tipos ni resulta oportuno desplazar bienes y servicios desde tipos reducidos al tipo general”, sostiene el informe de CEOE. La patronal considera que cualquiera de estas medidas, que han sido estudiadas por Hacienda, dañarían el consumo y la recuperación económica.

Patrimonio

CEOE defiende que el impuesto sobre el patrimonio es una figura fiscal que ha desaparecido en la mayoría de países de nuestro entorno -salvo Francia- y aboga por su supresión. Este tributo fue suprimido por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2008, que lo recuperó tres años después. Estaba previsto que desapareciera en 2013, pero el Gobierno de Rajoy ha extendido su vigencia. El Ejecutivo pretende intensificar la fiscalidad patrimonial en la reforma tributaria que aprobará este año.

Sucesiones

El impuesto sobre sucesiones, que grava las herencias, es de competencia autonómica y la falta de ingresos ha llevado a muchas comunidades a incrementarlo. CEOE aboga por su supresión. Sin embargo, la patronal sabe que propuesta tiene nulas posibilidades de llevarse a cabo. Por ello, recomienda elevar el mínimo exento y reducir tipos. Además, reclama que las transmisiones del patrimonio entre familiares no se graven con ningún impuesto. 

La rebaja de las cotizaciones vuelve a la primera línea de fuego

El presidente de CEOE, Juan Rosell, nunca ha renunciado a la rebaja de dos puntos de las cotizaciones sociales, sin embargo, esta reclamación quedó en el último año en un segundo plano ante la dramática situación de las cuentas públicas.

Ahora, CEOErecupera su vieja petición en su propuesta de reforma fiscal, que remitirá al Gobierno. Rosell tampoco renuncia a que el Ejecutivo dé marcha atrás en el aumento de las cotizaciones de las retribuciones en especie. Por otra parte, pide crear una cuenta de compensación que permita que las empresas satisfagan el pago de cotizaciones o impuestos por los créditos pendientes de cobro de la Administración.

Normas