Las recomendaciones son para reducir perdidas en la recaudación

Bruselas pide a España reforzar controles al IVA

Centro de Media Markt en Madrid.
Centro de Media Markt en Madrid.

La Comisión Europea ha pedido hoy a España reforzar los controles para evitar el retraso y la no presentación de la declaración y el pago del IVA. Bruselas solicitó además al Gobierno que garantice un plazo estándar eficaz de devolución del IVA de entre 30 y 45 días.

Estas recomendaciones del Ejecutivo comunitario tienen como objetivo mejorar la gestión del IVA y reducir las pérdidas de recaudación de este impuesto. Desde el principio de la crisis, España ha dejado de recaudar un total de 15.900 millones de euros al año de ingresos del IVA -más del 20% de lo que teóricamente debería haber percibido- debido sobre todo al fraude fiscal, pero también a quiebras de empresas, errores estadísticos o formas legales de evasión, según un estudio publicado este jueves por la Comisión.

“En el ámbito de la presentación de las declaraciones del IVA y de pago, la mayor parte de los Estados miembros aún deben adoptar un enfoque sistemático para supervisar la presentación con retraso y la no presentación de la declaración y el pago del IVA, que abarque procesos automáticos como los recordatorios automáticos y la evaluación estimada inmediata en caso de no presentación”, señala el informe del Ejecutivo comunitario, que cita expresamente a España en este apartado.

“Algunos Estados miembros -entre ellos también España- todavía están pendientes de garantizar un plazo estándar eficaz de devolución del IVA de entre 30 y 45 días”, subraya la Comisión.

“Por último, se recomienda encarecidamente a los Estados miembros que investiguen la eficacia de sus sistemas de intereses y penalizaciones por la presentación con retraso y la no presentación de la declaración y el pago del IVA”, apunta el estudio.

Bruselas reclama también “más esfuerzos para reforzar la cooperación transfronteriza” entre los Estados miembros para combatir el fraude del IVA. Y recomienda soluciones como auditorías conjuntas, cooperación administrativa con países terceros, más recursos para investigaciones y controles e intercambio automático de información entre todos los Estados miembros sobre el IVA.

Normas