Breakingviews

Un problema menos para Barclays

Barclays está arreglando el primer problema de su banca de inversión. Un año después de que el consejero delegado Antony Jenkins intentara romper definitivamente con la era de Bob Diamond, el hinchado balance de la entidad británica se está reduciendo.

En lugar de la reducción de 65.000 a 80.000 millones de libras en activos prometida en julio, Barclays ha arrojado una por valor de 140.000 millones. Si la entidad puede descargar otros 60.000 millones de libras en activos hacia finales de 2015, estará cada vez más lejos de una ratio de apalancamiento del 4%. Una medida que ahora obsesiona a los supervisores bancarios.

Desafortunadamente Jenkins no ha resuelto el segundo problema de su banca de inversión, que todavía proporciona casi la mitad de sus beneficios antes de impuestos. A pesar de un aumento del 13% en los bonus, los ingresos por empleado de esta división cayeron un 12% desde 2012. Los banqueros de inversión de Barclays generan de media unos ingresos de 674.000 dólares por cabeza en 2013, menos que sus rivales de Deutsche Bank, UBS o Credit Suisse.

Todavía no está claro que su banca de inversión, tal y como está configurada ahora, sea viable a largo plazo

Es cierto que los rendimientos fueron ligeramente mejores de lo que parecían. La rentabilidad sobre el capital del grupo en conjunto fue del 4,5%, alcanzada gracias a los 1.200 millones de libras procedentes de los costes asociados al programa de reducción. El buque insignia del brazo de banca de inversión, la negociación de renta fija, tuvo un cuarto trimestre razonable: aparte de Goldman Sachs, fue el único banco que aumentó los ingresos por esta vía.

Pero todavía no está claro que la banca de inversión tal y como está configurada en la actualidad sea viable a largo plazo. Jenkins se siente lo suficientemente seguro como para ceñirse al compromiso de pagar por lo menos el 40% del beneficio neto en dividendos este año. Pero Barclays es ahora solo el quinto mayor banco de inversión de renta fija. A menos que Jenkins pueda encontrar una forma de recortar aún más a la vez que reconstruye la rentabilidad de la banca de inversión, las acciones de Barclays seguirán cotizando merecidamente con un descuento del 20%.

Normas