Desestima retirar la imputación contra Serra y Todó

El juez amplía la investigación de Catalunya Caixa a varias operaciones inmobiliarias

Sede de Catalunya Caixa.
Sede de Catalunya Caixa. REUTERS

Además, el magistrado ha rechazado desimputar al expresidente de la entidad Narcís Serra y al exdirector general Adolf Todó como pedían sus defensas.

En un auto del 3 de febrero al que ha tenido acceso Europa Press, el juez Jaime Conejo ha acordado “desestimar el recurso de reforma” presentado por los abogados de Serra y Todó contra una resolución judicial del 7 de noviembre que, a su vez, decretaba ampliar la denuncia a estas operaciones inmobiliarias a petición de la acusación popular Ausbanc.

Se trata, por una parte, de la apertura de una investigación sobre la operación 'Alcalá 120 Promociones y Gestión Inmobiliaria' que el fiscal anticorrupción Fernando Maldonado ha avalado al considerarla una “operación arriesgada en un entorno de crisis económica y con aportación por parte del FROB a la caja de 1.250 millones de euros en participaciones preferentes debido a su difícil situación económica”.

El consejo de administración de la caja aprobó el 13 de octubre de 2010 una renovación de cuentas de crédito de 30 millones de euros para atender el pago aplazado de una parcela en Cabeza de Torres (Murcia), a través de la cancelación parcial de una hipoteca bancaria con mera garantía personal, con una pérdida esperada de casi tres millones de euros.

“No debe olvidarse que la inversión en el sector inmobiliario ha sido una de las causas del hundimiento de la mayoría de cajas de nuestro país y, en concreto, de CatalunyaCaixa”, recuerda el fiscal en el escrito.

También se investigará un acuerdo del consejo del mismo día que “supone la renuncia de las garantías reales por parte de CatalunyaCaixa sobre las fincas de Promociones Hábitat, en concurso de acreedores”, explica el fiscal en el escrito al que ha tenido acceso Europa Press.

Serra y Todó

Ante todos estos “elementos sospechosos de conductas irregulares”, el fiscal avala la investigación de estas operaciones inmobiliarias por parte de la entonces cúpula directiva de la entidad.

Serra, Todó y otros 52 miembros de Caixa Catalunya en 2010 continúan imputados por presunta administración desleal por haber usado fondos de la entidad presuntamente en beneficio propio contribuyendo a su grave crisis financiera.

 

Normas